miércoles, 13 de abril de 2011

B. Camino de los Descubridores (Guadalupe-Cáceres)

De Guadalupe a Cáceres.

Segunda parte de mi recorrido de Madrid a Cáceres siguiendo los Caminos de Guadalupe. Poca información he encontrado de esta ruta, la Ruta de los Descubridores, salvo la aparece en la web de Itínere 1337, que desde Cáceres por Trujillo llega a Guadalupe. Para preparar el recorrido he tomado como referencia esa información, poco más que una línea en un mapa mudo, y sobre mapas del I.G.N. he trazado la ruta para el gps. La duda era si sería más o menos ciclable. 

Descripción. 

Desde Guadalupe, cruzamos la zona meridional de la Sierra de las Villuercas por el Puerto Collado de la Era de Pico Agudo siguiendo la Ruta de Isabel la Católica hasta el Embalse del Cancho del Fresno, para a continuación remontar la Sierra de la Madrila y descender a Berzocana.

Por  las estribaciones de la Sierra de Guadalupe llegamos a Madroneña, desde donde salimos a los Llanos de Trujillo, para llegar a Cáceres siguiendo la Cañada Real de Trujillo. 

Duración: 2 días.
Distancia total: 140,48 Km (Media diaria 70,24 Km.). 
Ascenso acumulado: 2.211 m. (Media diaria 1.106 m.).
Tiempo de pedaleo: 13:49 (Media diaria 5:56).

B. Camino de los Descubridores (Guadalupe-Cáceres) at EveryTrail



04. Guadalupe-Madroñera.

Fecha: 03/04//2011. 
Dist.: 68,11 Km.; Asc.: 1.605 m.; T. Tot.: 9:41; T. Mov.: 6:27. 
Alt. Max.: 962 m.; V. Med. Mov.: 9,04 Km/h; IBP.: 135AB.
H. Salida: 8:54; H. Llegada: 18:38.

Etapa durísima con 1.900 m de ascenso en algo menos de 70 kilómetros y 7 horas pedaleando. Tenemos que cruzar las sierras de las Villuercas -por el Puerto de la Era de Pico Agudo-, Berzocana - por el puerto de Berzocana- y Guadalupe -con dos ascensos, Cabezo del Fresno y Cuerda de la Loba-, completando 4 grandes puertos. Además del desnivel que acumulan, presentan en algunos tramos presentan rampas muy exigentes con firme no del todo bueno. Y para rizar el rizo algún tramo de sendero, afortunadamente en descenso, trialero y bastante técnico. En definitiva, un "etapón".

Atención hay un punto conflictivo: puede haber problemas de paso en una pista que pasa por la Casa Rural Cancho del Fresno en el Embalse de Cancho del Fresno.

El día amanece bastante nublado pero la buena temperatura anima a pedalear. Desde Guadalupe, frente al Monasterio, se toma la Calle Sevilla para pasando bajo su puerta abandonar la población y salir por la calleja asfaltada del arroyo Pellejeros. Aparecen las marcas blancas amarillas que indican la Ruta de Isabel la Católica, que seguiremos hasta el Embalse del Cancho del Fresno.

Gudalupe subiendo a la Ermita de Sta. Catalina

Ya en la carretera, y tras unos metros, se toma el Camino Viejo de Berzocana (pista de tierra con buen firme) que cruza el Arroyo Guadalupejo para comenzar el primer ascenso del día hasta  el Puerto de la Era de Pico Agudo (5,7 Km. y 410 m. de ascenso). La subida es muy dura, con un 10 % de pendiente media y un 15 % de pendiente máxima, salvo un pequeño descanso al pasar la Ermita de Santa Catalina. En la ermita dejamos la señalización para continuar por la pista que, pasando por la Granja de Mirabel, asciende al puerto entre un denso bosque de robles y castaños.

En el Puerto de la Era de Pico Agudo nos encontramos con un gran castaño centenario, "El Abuelo". La sorpresa es que la pista está cortada con un vallado cinegético que impide el paso. Después de saltar la valla (y no es nada fácil con la bici), veo el cartel que indica que hay un paso a unos 200 metros más arriba (por donde debe pasar la senda).

Sierra de la Madrila

Comienza el descenso, primero por pista hasta el Collado Ventosillo, y después por un bonito sendero entre pinares. La diversión termina con el pinar al pasar un gran paso canadiense. Entramos en una zona de pedreras conocida popularmente como el Melonar de los Frailes. El sendero estrecho entre jarales con mucha piedra, puede ser un reto para los más arrojados, pero yo acabo tirando la toalla y bajando a pie, disfrutando de la vista de la Sierra de la Madrila, el siguiente reto.

Junto a la Cruz de Andrade (en recuerdo a un recaudador de impuestos muerto por unos asaltantes) el camino desemboca en una pista que bordea el embalse del Cancho del Fresno, dejando la Ruta de Isabel la Católica que continua hacia Cañamero. Montañeros Monfragüe tienen el recorrido completo colgado en wikiloc (Isabel la Catolica Cañamero-Guadalupe). Por la pista remontamos el valle del río Ruecas hasta la cabecera del embalse, y al cruzarlo da comienzo el segundo puerto del día a la Sierra de la Madrila (4,5 Km. y 300 m. de ascenso).

Atención: la pista que he seguido pasa por la Casa de Alonso Peloche, ahora Apartamentos Rurales Cancho del Fresno, y más arriba aparece marcada en los mapas como Camino Viejo de Berzocana a Guadalupe. Intenté buscar una alternativa para no pasar, pero no encontré forma. Al estar la puerta abierta, entré a preguntar. La gente que estaba alojada me dijo que los dueños no estaban y no había perros sueltos, así que me decidí a pasar. Puede darse el caso de que no permitan el paso. Una opción es seguir un sendero que parte cerca del puente sobre el río Ruecas y enlaza con la pista por encima de la finca (ruta Berzocana-Guadalupe de Montañeros Monfragüe) aunque no conozco su estado.

Villuercas y Sierra de Altamira

Después de dejar atrás la casa rural, la pista hace una gran curva remontando la ladera hacia el Cerro del Valle del Colmenar. Las rampas son bastante duras (pendiente media del 9 % y máxima  del 15 %) agravado por el firme pedregoso en algunas zonas (algún tramo hay que hago empujando). Tras superar el cerro que domina el valle del río Ruecas seguimos ganando altura por la Umbría del Colmenar hasta llegar a la cuerda de la Sierra de la Madrila para descender a la carretera de Navezuelas a Cañamero en el Puerto de Berzocana CC-121. Una pista (buen firme) que evita el asfalto desciende, siguiendo el Arroyo del Valle, hasta Berzocana.

Sierra de Berzocana

En Berzocana, después de 24 Km., hago una pequeña parada para tomar un café. Pequeña porque, el tiempo empieza a estropearse con unas nubes bastante negras y algo de viento. Los comentarios de la gente es que viene lluvia, y tienen toda la razón.

Salimos de Berzocana por la carretera CC-129 de Berzocana a Aldeacentenera, que abandonamos al tomar una pista que lleva hacia el Molino del Batán y la Necrópolis Romana de Valhondo. Después de cruzar el río Berzonacana continuamos la pista que cruza la Finca de Arroyo Valhondo y sale de nuevo a la carretera cerca del Collado del Portijuelo. Caen algunas gotas pero no rompe a llover.

Continuamos por la misma carretera (local sin tráfico) que  va bordeando el Cerro Sujorni y el Sombreruelo. Un kilómetro después de superar el Cerro de la Breña se toma una pista a la izquierda para adentrarnos en el Valle de Valbellido.

Cerezos en Valbellido

Cerca de la Casa de la Caballería de la Hornia, comienza el tercer gran ascenso del día que nos llevará hasta la Cuerda de Martín Herrero, al pie del Venero (7,8 Km. y 350 m. de ascenso). El comienzo es bastante suave pero se endurece después de pasar el Arrollo de Valbellido (pendiente media del 7%, pero sin grandes rampas). A pesar del cansancio acumulado, voy disfrutando de la belleza del valle cubierto de robles y castaños. En un día gris, unos cerezos en flor rompen la monotonía de color.

Lo que no quería finalmente sucede y rompe a llover cuando estoy llegando al final de la subida. El chaparrón no parará hasta cerca de Garciaz. La ruta recorre la Cuerda de Martín Herrero y de las Viñas, con el ascenso al Cerro de Valdesauce incluido, y finalmente desciende a la carretera CC-120 de Berzocana a Garciaz. Seguimos las marcas del sendero local PR-CC 228 Entre sierras, robles y castaños que seguiremos hasta Garciaz.

Aunque la lógica me decía "tiraté por la carretera", bajo la lluvia sigo el bonito Camino de la Concepción (carril-sendero) que baja, entre las escobas blancas floridas, siguiendo el río Garciaz. Antes de llegar busco refugio bajo el porche de la Ermita de la Asunción. Ya sin lluvia entro por fin en Garciaz.

Llegando a Garciaz

Aunque mi intención era llegar a Trujillo (demasiado optimista), y tenía la referencia de un hotel en Madroñera pero no en Garciaz, con la "mojadura" y el cansancio (56 Km. y 1.350 m. de ascenso), me decido a preguntar. He de agradecer la atención recibida por las personas del Bar Avenida. Se acercó a preguntar a la casa rural (en esa fecha cerrada) y preguntó a otra señora que alquila habitaciones (tampoco pudo ser). Llamó a su amiga Ana y su marido, aficionados al senderismo y la bici, por si conocían algún otro sitio. Todo un ejemplo de amabilidad.

Sin poder encontrar alojamiento y como había dejado de llover, me decido a continuar hasta Madroñera. Hasta ponernos al pie de la Sierra de Pedro Gómez, los primeros 6 kilómetros son por la carretera de Garciaz a Madroñera (local sin tráfico). Hay la posibilidad de continuar por la misma carretera hasta Madroñera siguiendo el Corredor Garciaz-Trujillo propuesto por Adicomt (Asociación para el Desarrollo de la Comarca Miajadas-Trujillo).

Después de cruzar el río Garciaz, comienza el último ascenso del día, a la altura de la Casa de Valdelamadera, dejando el asfalto, para subir por un pequeño vallecito hasta la Cuerda de Vallinajarro (5,8 Km. y 210 m. de ascenso). La pista en buen estado termina al llegar a una explotación ganadera, convirtiéndose en un carril en desuso incómodo de pedalear (su estado y el cansancio hacen que haga un buen trozo a pie). Me parece que es mejor utilizar otro más evidente que corre paralelo a la izquierda al otro lado de la valla.

Por la Cuerda de Vallinajarro

Ya por pista buena, y tras un corto ascenso junto al Cerro de la Loba, llegamos hasta la carretera CC-101 que desciende a Madroñera. Me ocurre lo mismo que llegando a Garciaz, sólo que ahora afortunadamente no llueve. Una senda trialera entre paredes de piedra evita los últimos 3 kilómetros de asfalto (el primer tramo, muy cerrado por las encinas no merece la pena, pero el resto lo disfruto mucho). 

Llegando a Madroñera

Alojamiento: Hotel Rural Soterrana. 36 € (40 € con un muy buen desayuno). Más caro que el resto de los alojamientos  en los que he dormido hasta ahora, pero bastante bien de precio a tenor del lugar (antigua casa palaciega de principios del XIX rehabilitada con mucho gusto). Todo un "alojamiento con encanto". Trato muy agradable. Recomendable. 

Otros Alojamientos: 

05. Madroñera-Cáceres.

Fecha: 04/04/2011. 
Dist.: 72,37 Km.; Asc.: 606 m.; T. Tot.: 10:04; T. Mov.: 5:25. 
Alt. Max.: 610 m.; V. Med. Mov.: 11,87 Km/h; IBP.: 69BC.
H. Salida: 9:29; H. Llegada: 19:33.

Comparada con las dos etapas anteriores (Puente del Arzobispo-Guadalupe-Madroñera), la de hoy es un verdadero paseo, aunque acumula algo más de 70 kilómetros. Sin desniveles importantes y, en general por pistas con buen firme. Sólo me he encontrado dificultades, debido a la época, al agua acumulada en algún camino. En época de lluvias puede haber problemas para realizar el vadeo de algún río. Hay dos cortos tramos de carretera: uno entrando a Trujillo por la EX-208 (algo de tráfico pero arcén amplio) y otro por la N-521entre Trujillo y Cáceres (ahora sin tráfico por la abertura de la A-58). 

Amanece despejado pero con alguna nube nada preocupante. Voy a poder disfrutar de las vistas de Trujillo que domina sobre un cerro los llanos de Cáceres. Salimos de Madroñera por el Camino de Madroñera a Trujillo (callejas con buen firme), dejando atrás la Sierra de Guadalupe para pedalear por los llanos de Trujillo. 

Tras cruzar el río Magasca nos cruzamos con el Cordel de Ganados de Torrecilla de la Tiesa. Hay la posibilidad de continuar siguiendo  el Corredor Garciaz-Trujillo propuesto por Adicomt, aunque yo continúo por el camino que tenía previsto.

Cerca de Madroñera

Al llegar a la Dehesa del Carneril, primer y único "embarque" de todo el viaje. Hay dos caminos, uno más marcado que sale a la carretera EX-208 que lleva a Trujillo, y otro con bastante vegetación y poco uso, supuestamente el mío. La hierba y los arbustos casi cierran el paso, por lo que echo el pie a tierra, pero decido continuar porque es realmente bonito. Cuando empiezo a apartar zarzas para pasar y en alguna zona el agua me llega a los tobillos ya no me parece tan bonito. Después de un kilómetro y medio definitivamente se cierra el paso. Gracias a que hay un paso, campo a través consigo salir a la carretera. Lo mejor es en la bifurcación tomar el camino de la izquierda. Aunque puede tener también alguna zona con agua, se puede avanzar mejor.

Finalmente por carretera, después de cruzar la A-5 Carretera de Extremadura, entro en Trujillo. Muy recomendable visitar la Plaza Mayor y subir al Castillo para contemplar la llanura cacereña que tendremos que cruzar para llegar a nuestro destino.

Plaza Mayor de Trujillo

Salimos de Trujillo por la EX-381dirección La Cumbre, que dejamos, junto el Embalse de la Albuera, por el Cordel de Montánchez (camino de tierra). Entramos en la Z.E.P.A. Llanos de Trujillo. Cerca del río Magasca podemos contemplar perfectamente la vía pecuaria (el cordel, de algo menos de 40 metros de ancho, separado de los campos por unos muros de piedra).

Poco antes de cruzar el río Magasquilla abandonamos el cordel (que continua dirección suroeste hacia Mérida) para entrar en La Cumbre. Desde el pueblo la ruta continúa paralela al rio Gibranzos a la búsqueda del paso en el paraje de El Aleznal al norte de la Sierra de la Pepa. Dejamos atrás los campos abiertos y entramos en una zona de encinar. Una vez superado el río, el camino prosigue entre encinas hasta la carretera de acceso a una gran cantera, que seguimos para cruzar por debajo de la A-58 Trujillo-Cáceres, saliendo a la antigua carretera N-521 junto a la Venta de la Mantilla.

Arroyo Gibranzos

Conectamos con la Cañada Real de Trujillo, que será nuestra referencia hasta Sierra de Fuentes,  por ahora, ocupada  por la nacional hasta el río Tamuja por la nacional. Los andarines y los más puristas pueden evitar el arcén siguiendo una pista paralela a la carretera por su lado derecho.

Encinares de la Finca del Horco de Abajo

Siguiendo la cañada real, volvemos a cruzar bajo la A-58, y nos adentramos en la Finca del Horco de Abajo siguiendo el Arroyo Pizarroso en dirección oeste (la pista principal cruza el arroyo pero nosotros tomamos una menos evidente a la derecha en ascenso). La ruta avanza entre los encinares por pistas de la finca al haberse perdido el trazado original de la cañada, que recuperamos al salir del encinar en dirección a las Casas Don Vidal de Arriba.

Sierra de la Mosca y Sierra de Fuentes

Ya en campo abierto, en uno de los arroyos estacionales tengo un encuentro inesperado, dos grandes galápagos leprosos. Durante el recorrido hasta Sierra de Fuentes me cruzo con varios grupos de avutardas. Poco después de vadear el río Guadiloba, antes de llegar a Sierra de Fuentes, nos cruzamos con la Cañada Real del Puerto del Pico.

Desde Sierra de Fuentes una pista buena (hay alguna hondonada que puede acumular agua y barro), que bordea por el norte la Sierra de la Mosca, nos pone en Cáceres, entrando por el Barrio de San Marquino. Tras cruzar la Rivera del Marco por el Puente Concejo, entramos en el casco histórico por el Arco del Cristo. Duro ascenso por la Cuesta del Marques hasta la Plaza de San Jorge y la Plaza de Santa María. Aunque la Plaza Mayor queda muy cerca, por la calle del Arco de la Estrella, aprovecho  me acerco a la Plaza de San Mateo. 

Plaza de San Jorge. Cáceres

Alojamiento: En casa de mis padres. 

Otros Alojamientos:
- Trujillo: Hay gran cantidad de oferta (Turismo-Trujillo)
- Cáceres: Albergue Municipal.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada