martes, 1 de septiembre de 2009

Camino de Santiago francés. ¿Seguir las flechas amarillas?

El Camino de Santiago Francés es uno de los mejores recorridos para iniciarse en recorridos largos con alforjas. Está muy bien señalizado, hay guías del recorrido disponibles, dispone de una gran cantidad de posibilidades de alojamiento económicas, recorre muy poca carretera con tráfico (entradas y salidas de grandes ciudades principalmente), los caminos suelen estar acondicionados por lo que su dificultad no es alta, gran parte del recorrido es llano (prácticamente desde Logroño a Astorga) y hay bastantes posibilidades de coincidir con otros ciclistas.

Julio, agosto y septiembre son algunos de los meses con mayor afluencia de peregrinos. La gran cantidad de gente resta parte del encanto. En mi opinión el éxito ha “matado” parte de la belleza del camino. Caminos muy concurridos, alberges saturados y gran cantidad de establecimientos orientados para sacar partido económico del viajero no ayuda. Pero aun así es un recorrido muy recomendable.

Albergues.

Al existir gran cantidad de albergues de peregrinos (tanto públicos como privados) es la mejor opción de alojamiento. En los albergues es norma general (de forma más estricta en los públicos que en los privados) no permitir reservas, dar preferencia a los caminantes y no admitir bici-peregrinos hasta tarde (en algunos casos hasta las 18:00). Un buen motivo para descansar a medio día y alargar la etapa hasta por la tarde.

En cuanto a la logística de los albergues hay tres elementos que es muy recomendable llevar: saco (no es necesario que sea muy cálido ya que dormimos siempre en interiores o suele haber mantas), aislante y un candado para la bici.

El saco y el aislante vienen motivados por que, en muchos casos, en algunas localidades una vez completos los albergues suelen habilitar el pabellón de deportes u otra instalación para acoger a los peregrinos. También es útil para los casos en los que no quedan camas y hay que dormir en el suelo o sin manta. Otra opción son otros alojamientos como hostales, pensiones o habitaciones que suelen ser bastante económicas.

De un tiempo a esta parte, se han incrementado los robos ocasionales por lo que el cepo para la bici lo encuentro imprescindible. No es para llegar a la neurosis pero hay que tomar algunas precauciones. Haciendo el camino te encontraras gran cantidad de ciclistas y nunca he oído que haya habido muchos problemas. En los pueblos pequeños no suele haber muchos problemas pero en las ciudades grandes hay que ser cautos. En muchos lugares habilitan un lugar para las bicis aunque en otros llegan a no permitir su entrada. Es muy variable y la elección del alojamiento puede venir en función del lugar donde dejar la bici. En mi caso, cuando paro a comer elijo el sitio donde pueda tener a la vista la bici, y el alojamiento donde haya un sitio para guardar la bici (siempre candada). En pocos casos la he dejado en la calle, siempre en localidades pequeñas, en la puerta del albergue y con otras bicis. Con unas mínimas precauciones no supone ningún problema.

Elección del recorrido.

La elección del recorrido (seguir el recorrido del caminante por la flechas amarillas o tomar alternativas para bicicleta) va a depender de algunos factores: Los días disponibles, la meteorología, las dificultades que queramos afrontar y sobretodo la filosofía propia.

- Si dispones de pocos días, las alternativas por carretera son bastante más rápidas y menos duras, por lo que el tiempo del recorrido disminuye. Las guías para caminantes suelen dividir el camino en unas 30 etapas con una media de 25-30 kilómetros por día. En bici se pueden hacer fácilmente 2 etapas de peatón al día, y en el tramo de llano hasta 3. Teniendo en cuenta esto en unos 12 días se puede hacer todo el camino (Roncesvalles-Santiago) siguiendo las fechas amarillas.
- Si la meteorología no acompaña optar por la carretera evita bastantes sufrimientos.
- Seguir las indicaciones para caminantes incrementa bastante la dificultad en algunos tramos, siendo las alternativas por asfalto más cómodas. Peor terreno, puertos más duros con más desnivel y la posibilidad de tener que echar pie a tierra y empujar son las consecuencias. El beneficio, pasar por lugares únicos, algunos de los senderos más bonitos que yo he pedaleado.

La dificultad, en general, ha disminuido en los últimos años. Muchos de los senderos más difíciles han pasado a ser cómodos andaderos para facilitar el paso de los caminantes (yo digo en broma que es el carril bici más largo de España). Pero sigue habiendo tramos complicados y duros.

- Roncesvalles-Pamplona. Hace unos años la única opción para ciclistas era la carretera. Ahora la mejora de los caminos hace la “bajada” desde Roncesvalles una delicia por bosques hayas. Y dijo “bajada” porque los puertos de Erro y Mezkiritz son algo duros (rampas fuertes y tramos con escalones).
- Alto del Perdón. La subida tiene rampas muy fuertes al final. La bajada es por un sendero a tramos inclinados y pedregosos en los que hay que tomar algunas precauciones. Aun así la bajada merece mucho la pena.
- Puente la Reina-Estella-Logroño. Uno de los tramos más duros de hacer siguiendo las flechas amarillas. Juanjo Alonso en su guía para BTT recomienda coger la carretera y hay veces que es muy tentador. Fuertes subidas y bajadas (yo suelo decir “sube a la iglesia, baja al puente romano, y vuelta a empezar) con duros caminos ponen a prueba la resistencia y el ánimo. A remarcar la subida a Cirauqui y la bajada a su calzada y puente romano, y el tramo de Torres del Río hasta Viana.
- Montes de Oca (Belorado-San Juan de Ortega). La travesía de los Montes de Oca nunca fue fácil. Subir por carretera el puerto de la Pedraja te expondrá a una carretera con mucho tráfico de camiones pesados. La opción de sendero ha mejorado bastante con la mejora del sendero convirtiéndolo en un andadero (camino de tierra prensada de unos 4 metros de ancho). Dificultades: el rampón de salida de Villafanca de Montes de Oca; y después de coronar en el monumento a los caídos de 1936, la bajada al río Turrientes (mucha pendiente y bastante piedra) y la subida con una rampa durísima.
- Variante calzada romana (Sahagún-Mansilla de las Mulas). En muchos tramos de la meseta castellana antiguamente el camino recorría los arcenes de las carreteras. Para evitar esta situación se han construido andaderos para sacar los caminantes del asfalto. Saliendo de Sahagún existe la posibilidad de continuar paralelo a la carretera (pasando por Bercianos del Camino y Burgo Ranero) o tomar la opción de la calzada romana por Calzadilla de los Hermanillos. Tramo solitario y más incómodo por las trazas de la calzada. En mi opinión más recomendable.
- León-Astorga (andaderos por la nacional). Igual que en el caso anterior existe la opción de alejarse de la carretera pasando por Villar de Mazarife y por Santibáñez de Valdeiglesias.
- Cruz de Hierro. Puerto emblemático del camino. Se suele hacer final de etap a en Rabanal del Camino (hay varios albergues) aunque puede hacerse la etapa desde Astorga. Han habilitado un sendero paralelo a la carretera que sube. Es indiferente hacerlo por uno o por otro. Poco después de Manjarín comienza un rápido descenso hasta Molinaseca que los ciclistas suelen tomar por la carretera. Si te gusta la bici de montaña y los senderos es muy recomendable seguir las flechas amarillas en varios desvíos: antes de El Acebo y sobretodo el tramo de camino que comienza antes de Riego de Ambrós y llega a Molinaseca. Algún tramo estrecho y con grandes piedras pero imprescindible.
- Cebreiro-Alto do Poio-bajada a Triacastela. Uno de los tramos más espectaculares del Camino y de todos los recorridos que he hecho. Galicia en estado puro: carballedas, corredoiras (nombre que reciben los caminos agrarios tradicionales en Galicia cercados por muros de piedra por debajo del nivel de los prados y cubiertos por un densas carballedas) y pequeños pueblos formados por dos casas. Para subir al O Cebreiro hay una variante para bicicletas señalizada que no desmerece pero mi recomendación es subir por la señalización del caminante. Hay un tramo entre El Hospital y La Faba que hay que hacer andando (unos 400 metros empinados sobre empedrado frecuentemente mojado dentro del bosque) pero el resto, aunque con porcentajes fuertes, completamente ciclable y precioso. De Cebreiro al Alto do Poio el sendero va paralelo a la carretera. Una vez coronado el alto, después de una rampa imposible, comienza un descenso magnífico por corredoiras hasta Triacastela. 
- Monasterio de Samos. A partir de Triacastela hay dos variantes. Una pasa por el Monasterio de Samos, muy recomendable su visita pero con más carretera, y otra por San Xil que es la más utilizada. 

Y el punto definitivo: ¿Cómo queremos que sea nuestra ruta? En este punto, prefiero no hacer valoraciones y dejar que cada uno haga el camino de Santiago como quiera. No hay una forma correcta (andando, en bici de carretera, en bici de montaña, por carretera o por camino, rápido o despacio, parando poco o mucho) y otra equivocada. No hay unos motivos lícitos (religiosos, culturales o deportivos) y otros no. Cada uno lo puede hacer como quiera o pueda. Para mí, evitar al máximo la carretera ha sido siempre uno de mis objetivos. Recorrer caminos disfrutando de la bicicleta de montaña, aunque en algún momento tenga que desmontar y empujar, me compensa los esfuerzos. En muchos casos afrontar un recorrido diseñado para hacerlo andando es muy complicado, pero en este caso no es así.

10 comentarios:

  1. Hola Zinaztli: me gusta mucho tu página la estoy siguiendo porque tengo la misma pasión por pedalear al igual que tu.
    Te escribía para preguntarte que pensas de la guía para hacer el camino Francés en mountain Bike escrita por Juanjo Alonso. y se vende como pan caliente..en fin..ya me dirás algo.
    A proposito..tienes que hacer la ruta 40 en mi pais, Argentina..yo la hice y es maravillosa....hasta pronto

    ResponderEliminar
  2. Me alegro que te guste el blog.
    Para la consulta he añadido una entrada al blog que espero te sea de utilidad.
    Te envídio por haber pedaleado la ruta 40. Ya me gustaría a mi tener esa oportunidad. Es uno de los lugares que forman parte de mis sueños de pedalear.

    ResponderEliminar
  3. Hola amigo:

    Quería hacerte una pregunta, tal vez dificililla. ¿Qué porcentaje aproximado calculas que puede tener la bajada y la subida del famoso tobogán de La Pedraja, el que hay después del monumento a los caídos? Yo lo he hecho andando, pero no sé calcularlo.

    Te cuento el motivo de mi pregunta. Dentro de unos días voy a empezar el Camino andando junto a mi pareja, que tiene movilidad reducida y va a hacerlo en una silla de ruedas a la que se incorpora una 3ª rueda eléctrica con baterías de litio. Te pongo un enlace por aquello de que vale más una imagen que mil palabras: http://www.youtube.com/watch?v=K63oJOr89UE

    En los ensayos ha subido sin problemas rampas del 18 % aproximadamente y, para las bajadas, tiene electroimanes que, en punto muerto, frenan cuando el cacharro alcanza los 7 km/hora. Sabemos que se puede subir el puerto por carretera hasta un merendero y coger una pista, pero tenemos el inconveniente del tráfico.

    Un saludo,

    Xabi

    ResponderEliminar
  4. He revisado el track utilizando el CompeGPS Land y los datos que me salen son los siguientes:
    - Descenso: Pendiente media 9.8 % y máxima 12,80 %.
    - Ascenso: Pendiente media 6,5 % y máxima 10,40 %.

    A no ser que lo hayan mejorado considerablemente, el mayor problema debe ser el firme.

    Te recomiendo que lances también la consulta en el foro de Bicigrino. Seguro que ellos pueden contestarte mucho mejor que yo.

    ResponderEliminar
  5. Con retraso (cuando has respondido ya había empezado el Camino), te doy las gracias.

    Al final fuimos por el monte. El firme era a ratos muy incómodo, pero fue mejor que jugarse la vida por la N-120, con un arcén estrecho y mucho tráfico, sobre todo de camiones.

    Un saludo cordial,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siento el retraso en contestarte.

      Enhorabuena por vuestro viaje. Espero que todo fuera bien.

      Eliminar
  6. Hola,

    Primero muchas gracias por tu blog, se agradece el trabajo que haces para novatos como yo.

    Por temas laborales dispongo de unas 3 semanas de "parón" a mediados de Mayo y llevo tiempo pensando en hacer esta aventura. Mis preguntas son varias, seré breve:

    - No tengo casi experiencia en ir en bici ni estoy muy en forma actualmente (siempre he hecho deporte en general y tengo 29 años), pero mi sensación es que hacer el camino en 13-15 días (empezando en Roncesvalles) puede ser factible a pesar de eso? Veo en tus comentarios que a menudo dices que hay rampas duras o durísimas y eso, con tu experiencia, asusta un poco.

    - Otra duda es elegir el camino norte o el francés, si puedes valorar su dificultad Vs su belleza.

    - Qué guía actualizada recomiendas? La idea sería hacerla siguiendo las flechas amarillas siempre que se pueda.

    Muchas gracias!!

    Narcís.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Intentaré contestarte lo mejor posible.

      - Mi recomendación en cuanto a las etapas es siempre la siguiente. El Camino Francés desde Roncesvalles está organizado en todas las guías para caminantes para hacerlo en 30 días (una media de unos 25-30 kilómetros diarios). Estando un poco en forma, es perfectamente factible yendo en bici hacer dos etapas de caminante al día. Además en las llanuras castellanas (entre Burgos y León) se puede avanzar aún más. Quedarían así entre 12 y 15 etapas. En cuanto a lo de las rampas duras, que alguna hay, siempre tenemos la opción de bajarnos de la bici y empujar.

      - Sinceramente en mi opinión el Camino del Norte (en su variante por el Camino Primitivo desde Oviedo) me parece mucho más bonito. Pero también bastante más duro. Sí es tu primer viaje en bicicleta con alforjas el Camino Francés es el mejor viaje (bien señalizado, alojamiento, buen terreno y buen ambiente) para iniciarte. Si te gusta la experiencia siempre puedes hacer el Camino del Norte en otra ocasión. La verdad es que el Camino engancha.

      - Hay multitud de guías del Camino de Santiago, y casi todas buenas. Si tuviera que quedarme con alguna te diría dos. La de Anaya de Antón Pombo en su edición de bolsillo (formato reducido, mucha información práctica y cultural, muy actualizada y económica) y la de Ediciones Petirrojo (formato muy bueno, mapas muy detallados, y sobro todo información muy clara con los tramos difíciles para la bicicleta y sus posibles variantes). En todo caso mi recomendación es que te pases por una buena librería y eches un vistazo a todas, eligiendo la que te guste más. Es difícil fallar.

      Un saludo y Buen Camino.

      Javier

      Eliminar
    2. Muchas gracias por tu aportación y consejos!!

      Ahora sólo hace falta que me decida...

      Saludos!

      Eliminar
  7. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar