martes, 24 de enero de 2012

Vuelta a Sierra Nevada 04. Trevélez-Lanjarón.

Por la Alpujarra granadina. Capileira y el Barranco de Poqueira.

Fecha: 14/01/2012.
Dist.: 56,61 Km.; Asc.: 1.546 m.; T. Tot.: 8:05; T. Mov.: 5:22.
Alt. Max.: 1.791 m.; V. Med. Mov.: 10,55 Km/h; IBP.: 111AB.
H. Salida: 9:12; H. Llegada: 17:17.
Asfalto: 29 %; Pista: 61 %.; Caminos: 10 %. Ciclabilidad: 97 %. (Menos de 3 km.).

Descripción. 

Segundo día por la Alpujarra Granadina. Un desgraciado desprendimiento ha cortado el paso la pista perimetral del Parque Nacional a la altura del Barranco de la Bina, por lo que desde Trevélez nos vemos obligados a descender por carretera el Barranco del río Trevélez hasta Portugos desde donde poder retomarla. Tras bajar a Capileira y cruzar el Barranco de Poqueira, remontamos la Loma de la Matanza, enlazando con la pista perimetral cerca de el Puente Palo. Sólo queda el largo descenso a Lanjarón desde la Loma de Cáñar.

Día muy duro con más de 1.500 metros de ascenso en poco más de 55 kilómetros, más aún si tenemos en cuenta que gran parte de ellos se concentran en su primera parte (en la Loma de la Matanza, poco después de Capileira, sumamos 34 kilómetros y 1.300 metros). Etapa todo terreno: asfalto entre Trevélez y Pórtugos (A-4132 carretera con poco tráfico) y en el descenso a Capileira (pista asfaltada); pista con buen firme (por la pista perimetral del Parque Nacional, en el enlace desde Pórtugos, y bajando a Lanjarón); y dos tramos de sendero (la travesía del Barranco de Poqueira y por la Acequia del Almiar). Terminamos el día con uno de los grandes descensos de la travesía hasta Lanjarón, 12 kilómetros en los que bajamos más de 1.000 metros.
Un comentario sobre la ciclabilidad: el sendero para salir del Barranco de Poqueira desde el Puente Chiscar obliga a un duro "empujing" (1,8 Km. y 330 m. de ascenso, aproximadamente una hora) que se puede evitar por una variante ciclable; el resto de los tramos de sendero (bajando al Puente Chiscar y por la Acequia Almiar) aunque estrechos son en su mayoría ciclables.

Nuestra ruta comparte itinerario en gran parte con la Transnevada (Etapas 6 y 7 Juviles-Casa Forestal de Cáñar-Dilar), el GR 240 Sendero Sulayr (entre Trevélez y Tello) y la TransAndalus. A la salida de Trevélez un gran desprendimiento en el Barranco de la Bina ha dejado impracticable la pista (es imposible el paso tanto en bici como andando, y tiene difícil solución), lo que obliga a seguir por carretera hasta Pórtugos. Tras remontar a la Transnevada desde Pórtugos, la dejamos en Capileira para cruzar el Barranco de Poqueira siguiendo el GR 240 Sulayr (Tramo 5 Puente Palo-Capileira), volviendo a recuperarla en Puente Palo. Y desde la Loma de Cáñar la dejamos definitivamente al descender a Lanjarón.
Llegando a Lanjarón nos encontramos con la señalización del GR 7 Senda Granadina-Tramo Alpujarreño y del GR 142 Sendero de la Alpujarra.


Perfil.


Crónica. 

Parece que hoy va ha ser un buen día, cielos despejados con alguna nube (alguna un poco "puñetera" ocultará por momentos las cumbres de Sierra Nevada), y tiempo fresco pero no muy frío. Por delante un recorrido espectacular por los lugares más conocidos de La Alpujarra, con Capileira y el Barranco de Poqueira como protagonistas principales. Territorio en parte conocido para mi, ya que hace dos años pasé por aquí siguiendo la TransAndalus, pero en solitario y en sentido contrario. Sólo dos dudas nos asaltan: cómo de duro será el sendero saliendo de Capileira; y el paso del Barranco de la Bina al principio del día cerca de Trevélez (cenando hemos nos dijeron que, hace un par de años, un desprendimiento a cortado la pista, pero que no sabían si se podía pasar).

Desde el Hostal Mulhacén cruzamos Trevélez en dirección al Barrio Medio, desde donde parte la pista que remonta la Loma de los Peñoncillos (ayer descartamos seguir el Sulayr, por el que tendríamos que empujar la bicicleta). Cuando ya hemos ascendido una gran parte del desnivel, llega la fatídica noticia. Nos encontramos con un corredor de montaña entrenando, que nos confirma que es imposible pasar por la pista, ya que un gran desprendimiento a barrido el Barranco de la Bina, creando un escarpe de unos 25 metros de profundidad que no se puede superar de ninguna manera (foto en Panoramio e información en el Foro de la TransAndalus).

Esto nos obliga a descender a la carretera A-4132 (en esta fechas con poco tráfico aunque en verano puede ser otro cantar), por la que continuamos en descenso hasta Busquístar, y tras una corta subida (2,2 Km. y 140 m. de ascenso) llegamos Pórtugos.

Busquístar

Desde Pórtugos una pista (señalizada como Acceso a la Transnevada Ruta J Pórtugos-Barranco Bermejo-Pórtugos) nos devuelve a la pista por donde transcurre la Transnevada Etapa 6 Juviles-Casa Forestal de Cáñar (5,2 Km. y 310 m. de ascenso). Una vez recuperada la pista cortada, continuamos en cuesta arriba hasta la Loma de las Tonadas (4 Km. y 170 m. de ascenso).

Pórtugos y Pitres desde el Picón del Monte

Finalizado el primer ascenso del día, y tras bordear el Picón del Monte, llegamos al Mirador de Tajos del Ángel, desde donde se contempla un impresionante panorama: frente a nosotros el Morrón de los Pelaos y los Prados del Cebollar; a la derecha el Veleta, para nosotros oculto por las nubes; y en el fondo del profundo Barranco de Poqueira, los pueblos de Pampaneira, Bubión y Capileira.

Bubión y Capileira desde Tajos del Ángel

Junto al mirador encontramos la pista que asciende por la Loma del Mulhacén hasta el Collado de la Carihuela al pie del Veleta (recorrido clásico en BTT en las travesías de Sierra Nevada, ahora imposible por la presencia de la nieve en las zonas altas), que nosotros tomamos en descenso hasta Capileira (tramo asfaltado). Mientras bajamos, y por un momento, las nubes se abren y nos permiten contemplar por fin la cumbre del Veleta.

El Veleta. Bajando a Capileira

En Capileira dejamos la Transnevada y la TransAndalus, que continúan por carretera hacia Bubión y Pampaneira, para recuperar la pista perimetral del Parque Nacional, ascendiendo por pista desde la Ermita del Padre Eterno, cerca de Soportújar. Es la posible variante a nuestro recorrido para evitar los tramos de sendero inciclable.

Puente Chiscar

Por empinadas y estrechas callejuelas cruzamos Capileira hasta el punto de partida del sendero que baja al Puente Chiscar siguiendo el GR 240 Sendero Sulair (Tramo 5 Puente Palo-Capileira). Segunda complicación del día al encontrarnos un cartel que indica: "Puente Chiscar en mal estado. Prohibido cruzarlo. Desvío por Puente del Molino". No nos hace ninguna gracia, ya que el puente del Molino se encuentra torrente abajo, unos 100 metros de desnivel más abajo que el de Chiscar, metros que tendríamos que sumar a la ya dura subida. Al preguntar a un "paisano" (capilurrio para ser más exactos) que está trabajando en su huerto, escuchamos aliviados que el Puente Chiscar ha sido reparado hace unos meses y no hay ningún problema para cruzarlo.

Capileira. Sendero siguiendo el Sulair

El sendero hasta el puente, arreglado hace poco, es en su mayor parte ciclable, aunque estrecho y expuesto (los menos valientes tendrán que echar pie a tierra en algún momento como hice yo). No es tan ciclable el durísimo ascenso que nos queda por delante para salir del barranco. Serán casi 2 kilómetros y 331 metros de ascenso, empujando y en algunos momentos cargando la bici, en los que nosotros invertimos aproximadamente una hora, con lo más difícil al principio hasta cruzar el Barranco de Haza Redonda. Aun así merece el esfuerzo.

Capileira, Bubión y Pampaneira

Poco antes de cruzar el Barranco de los Pradillos, salimos a un carril (los restos de un destartalado Simca 1.000 nos ponen sobre aviso) donde termina el sufrimiento, y podemos volver a montar. Ya por pista buena realizamos los últimos metros de ascenso hasta la Loma de la Matanza, cerca de la Atalaya de Soportujar. Aunque a nosotros se nos pasó por alto, aquí podemos encontrar un lugar realmente curioso, la Estupa de O Sel Ling ("joselín" para los amigos).

Capileira y Barranco de Poqueira. Al fondo el Veleta y el Mulhacén

Siguiendo el GR 240 Sulayr dejamos la pista y comienza uno de los tramos más atractivos del día. El sendero enlaza con la Acequia de Almiar, y paralela a ella continúa a media ladera hasta desembocar en la pista perimetral cerca del Puente Palo (nosotros la tomamos antes, junto al Cortijo de Haza Llana). Casi por completo ciclable, con zonas para verdaderos equilibristas de la bicicleta, y entre un bonito robledal (de los pocos que atravesamos con grandes árboles).

Acequia de Almiar

De nuevo por el itinerario de la Transnevada y la TransAndalus (Nigüelas-Pampaneira), compartido también con el GR 240 Sulayr, llaneando a media ladera llegamos hasta el Mirador de Cáñar. El panorama  es tremendo: contemplamos el valle del río Guadalfeo, con las sierras del litoral granadino al fondo (La Contraviesa y Lujar), llegando vislumbrar la costa mediterránea de Salobreña. Por el camino nos encontramos con la Casa Forestal de Cáñar (desconozco su estado, posible refugio no guardado), final de la Etapa 6 y punto de partida de la Etapa 7 Casa Forestal de Cáñar-Dilar de la Transnevada.

Panorama desde el Mirador de Cáñar

Desde Hoyas de Cabrera, poco después del mirador, parte la pista que nos llevará hasta Lanjarón en un largo y pronunciado descenso de 12 kilómetros  y 1.000 metros de desnivel. Dejamos a nuestra derecha la pista por donde continúa la Transnevada que se dirige hacia la Casa Forestal de Tello en el fondo del Barranco del río de Lanjarón.

Bajando a Lanjarón desde la Loma de Cáñar

El descenso es rápido y vertiginoso, aunque al principio el firme pedregoso nos obligará a tomar algunas precauciones, perdiendo altura rápidamente mediante varias zetas enlazadas siguiendo la Loma de Cáñar hasta el Cerro Mimbre. A nuestra izquierda, al otro lado del Barranco del Hundideros, queda colgado sobre una loma el pueblo de Cáñar, dominando Órgiva y el valle del Guadalfeo. Y a nuestra derecha, el barranco donde se asienta Lanjarón.

Valle del Guadalfeo. Cáñar y Órgiva

Junto al Cerro Castillejo, nos cruzamos brevemente con las marcas y blancas del GR 7 Senda Granadina, pero continuamos por la pista hormigonada que desemboca en la carretera A-348, para entrar en Lanjarón junto a la Ermita de San Sebastián.

Llegando a Lanjarón

Alojamiento: Hotel 2* Andalucía. Avda. de la Alpujarra 17. Telf. 958 770 136. Precio: 42,00 € Habitación doble, desayuno incluido. Saliendo Lanjarón cerca del Balneario, donde se encuentran la mayoría de los alojamientos. Por estas fechas casi vacío, ocupado sólo por algún grupo del Inserso. Grande, cómodo y funcional, tiene hasta piscina. Trato muy amable por parte de la chica de recepción. Espero que no os den la habitación cerca de la sala donde los jubilados montan el baile por la noche.
Lanjarón, como la localidad más grande de la Alpujarra Granadina, cuenta con una abundante oferta de servicios incluida Oficina de Turismo. Al igual que en Trevélez merece mucho darse un paseo por la ciudad (por la Calle Real y Barrio del Hondillo) para disfrutar de sus calles, placitas y fuentes. Los más sibaritas no pueden dejar de visitar el Balneario de Lanjarón.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada