lunes, 2 de mayo de 2011

Ruta de la Lana II. Por Cuenca y Guadalajara.

Cuenca-Salmerón-Mandayona-Retortillo de Soria.



04. Cuenca-Salmerón.

Fecha: 20/04/2011. 
Dist.: 78,23 Km.; Asc.: 855 m.; T. Tot.: 6:58; T. Mov.: 5:10. 
Alt. Max.: 1.187 m.; V. Med. Mov.: 15,4 Km/h; IBP.: 74AC.
H. Salida: 8:33; H. Llegada: 15:34.

El día más duro hasta ahora, el cansancio se va acumulando y la incertidumbre sobre el tiempo hace mella. Etapa larga, casi 80 kilómetros y cerca de los 850 m. de ascenso. La primera parte de la etapa con el perfil algo quebrado que termina con el ascenso al Collado del Puerto en la Sierra de Bascuñana en la Serranía de Cuenca La segunda, con un largo descenso a la Vega del río Trabaque, para terminar con el ascenso, desde el río Guadiela, al Alto de la Fuente del Borro.

La mayoría por pista con firme aceptable (por suerte las lluvias de ayer no han dejado mucho barro) aunque hay dos tramos largos por carretera local sin tráfico (Cuenca-Tondos de 15 km. y Albendea-Valdeolivas de 7 km.). Gran parte de las pistas que se recorren son caminos de concentración agraria con firme arcilloso que pueden presentar muchos problemas en caso de lluvia. Yo me encontré los caminos bastante pesados pero ciclables. Aunque hay algún lugar en el que pueden surgir dudas, la señalización es suficiente.

Amanece muy nublado, con el suelo mojado por la lluvia de la noche, aunque  no llega a llover. Con bastantes nubes pero el día irá mejorando. Los primeros kilómetros serán por carretera. Salimos de Cuenca por el Camino de Nohales (carretera local sin tráfico), que nos lleva hasta Chillarón de Cuenca, que cruzamos siguiendo la N-320. Por la CUV-9122, pasando por Arcos de la Cantera, llegamos a Tondos.

Saliendo de Tondos

Desde Tondos tomamos una pista que asciende a Las Castellanas por la Hoya del Olivar, y desciende a la CUV-9121 que lleva a Bascuñana de San Pedro. Aunque la carretera es muy tranquila, se puede evitar el asfalto por un camino agrario que sigue la Rambla de las Veguillas paralelo a la carretera. El primer tramo con peor firme, que mejora al entrar en el pinar. Comienza el ascenso del Collado de la Villa (6,3 Km. y 210 m. de ascenso, aunque los tramos más duros (10 % de pendiente) están en el último kilómetro.

Después de cruzar Bascuñana de San Pedro, proseguimos por una pista en muy buen estado que asciende al Collado de la Villa por el vallecito formado por el Arroyo de la Virgen bajo las cumbres de la Sierra de Bascuñana (Losares y Cruceta). Culminado el ascenso, segundo descenso "disfrutón" de la Ruta de la Lana, con 4 kilómetros rápidos, con buen firme, por un barranco que se va estrechando. Parte del recorrido coincide con el PR-CU-41 (desde cerca del puerto, pasando por la Fuente del Gallo, hasta El Corchillo). La pendiente disminuye al alcanzar el vallecito del río Cerralbo, por el que llegamos a Torralba.

Por el río Albalate

Salimos de Torralba por el camino (asfaltado) que lleva a la Ermita de Ntra. Sra. de las Nieves, y antes de llegar a ella, bajo la imponente silueta de la Torre Alba, giramos a la derecha para continuar por una camino agrario que discurre por el valle del río Albalate hasta Albalate de las Nogueras. Aquí el río Albalate desemboca en el Trabaque, por cuya vega llegamos a Villaconejos de Trabaque, entrando por la Ermita de la Concepción, tras cruzar el puente sobre el Trabaque. En caso de encontrar barro se pueden tomar carreteras locales (CM-210 y CM-310) que comunican las tres localidades.

A la salida de Villaconejos tomamos el Camino de Valdeolivas, en ascenso hacia el Collado del Endrinal,  que abandonamos por otro camino en dirección a un pequeño vertedero. Hacia el noreste, podemos ver Priego, sus cerros y el estrecho, entrada hacia Beteta y la Serranía Alta de Cuenca. Un corto descenso nos pone de nuevo en la vega del Trabaque.

Serranía de Cuenca cerca de Priego

Tras unos pocos metros por la carretera CUV-9001, la dejamos por una pista que sube la Loma de Los Calderines y desciende por el Barranco de los Valladares (tramo muy bonito), enlazando con otra pista, a la busca del paso del río Guadiela. Parece difícil ya que el río corre encajado entre dos escarpes de unos 25 metros de alto, pero después de unos metros, aparece el lugar por donde descender al puente-vado del por el que cruzar.

Camino de Villaconejos a Valdeolivas

Queda por delante el último ascenso del día al Alto de la Fuente del Borro (10 Km. y 250 m. de  ascenso). Dejamos el Guadiela, remontando por pista el Barranco del Arroyo del Val, para salir a la carretera CM-2023 que nos llevará, pasando por Albendea, hasta Valdeolivas. La carretera está en pleno proceso de ampliación, ya bastante avanzada, por lo que cualquier traza de señalización ha desaparecido. Aunque sin tráfico, estos siete kilómetros se me hacen bastante pesados. La guía describe una variante que evita el asfalto, pero la deseché al no ser muy clara e incluir tramos de campo a través.

Llegando a Valdeolivas dejamos el "tostón" de carretera por una más pequeña y "amigable" por la que, en ascenso (rampa muy dura a estas alturas del día), entramos en la población. Una placa recuerda que la iglesia está dedicada a los Santos Quirico y Julita, lo que me trae a la memoria los buenos momentos que pasé en San Quirico d´Orcia, por la Toscana realizando la Vía Francigena. A la salida de Valdeolivas dejamos la provincia de Cuenca y su Serranía para adentrarnos en La Alcarria de Guadalajara.

Valdeolivas

Quedan todavía algunos metros de ascenso desde Valdeolivas hasta el alto, pero son por buena pista  (Camino Viejo de Valdeolivas) y el sol que sale me da bastantes ánimos. El campo está impresionante con el contraste de verdes y marrones de tonos muy intensos. Con Salmerón a la vista disfruto del descenso entre el robledal, con un ojo puesto en el ascenso de mañana a la Ermita de San Matías. Ahora a buscar alojamiento.

Camino Viejo de Valdeolivas a Salmerón

En la Plaza Mayor pregunto a un señor que está reparando la fachada de su casa, por el Bar de la Esquina (cerró hace tiempo) o algún alojamiento (hostal también cerrado) y me indica que pregunte en el Bar El Cazador, donde se puede encontrar a la alcaldesa. 

Salmerón

Alojamiento: Acogida peregrina en casa particular. Había un hostal (El Paraíso) pero cerró hace años y no hay otras opciones de alojamiento. El Bar El Cazador es regentado por la actual alcaldesa que ofrece acogida en el centro social (suelo y aseos). Su familia acepta peregrinos en su casa (no es un hotel). Trato muy cercano y agradable. Habitación confortable, cena y desayuno. 20 € para peregrinos. En el pueblo hay otro bar -La Mazmorra- y ultramarinos.

Acogida peregrina:
- Bascuñana de San Pedro: Acogida municipal en el centro social.
- Albalate de las Nogueras: Acogida municipal en el salón del ayuntamiento.
- Villaconejos de Trabaque: Albergue municipal "Casa del Santero".
- Salmerón: Acogida municipal en el ayuntamiento. 

Otros alojamientos:
- Nohales: Hotel Rasil y la Casa Rural La Casa de Nohales.
- Chillarón de Cuenca: Hostal Los Ángeles.
- Valdeolivas: Hotel Infantado.

05. Salmerón-Mandayona.

Fecha: 21/04/2011. 
Dist.: 67,95 Km.; Asc.: 1.017 m.; T. Tot.: 10:08; T. Mov.: 5:54. 
Alt. Max.: 1.126 m.; V. Med. Mov.: 10,4 Km/h; IBP.: 99AB.
H. Salida: 8:28; H. Llegada: 18:36.

De las más exigentes de toda la Ruta de la Lana, con 1.000 m. de ascenso en menos de 70 kilómetros, y sobre todo los tramos de sendero (llegando a Viana de Mondejar, por las Tetas de Viana y en el descenso desde Mirabueno). No son muchos kilómetros pero incluyen tramos a pie (por la pendiente, el firme o por la vegetación) en los que hay que empujar. Prácticamente sin asfalto, por pistas, caminos agrarios y carriles. Dos ascensos muy duros al principio del día, el primero desde Salmerón hasta la Ermita de San Matías (con 4,5 km. y 300 m. de ascenso), y el segundo por desde Viana de Mondejar por las Tetas de Viana (corto pero por sendero difícil). Terminamos el día con dos largos pero muy suaves ascensos (remontando el río Cifuentes desde el Tajo, y el paso por la planicie alcarreña por la que circula la Nacional II.

Atención a las condiciones meteorológicas, ya que el firme arcilloso de las pistas, puede convertirlas en verdaderas trampas, con un barro muy pegajoso. Hay alternativas por carretera local. Señalización bastante buena (por el municipio de Trillo espectacular) durante todo el recorrido. Con el tiempo se han ido evitando tramos que antes se hacían por carretera (Trillo-Cifuentes y Moranchel-Mirabueno). Desgraciadamente, creo que la "batalla" por el paso por Villaescusa de Palositos está perdida. Lo mejor es seguir las flechas que evitan la finca para evitarse problemas, como la cancela candada.

Amanece con más claros que nubes, presagiando un buen día para pedalear, incluso  habrá momentos en que pase calor. Por el oeste se acerca una borrasca que complicará el tiempo, sobre todo por el oeste peninsular, pero que aquí todavía no ha llegado. En todo caso si sufriré las consecuencias de las lluvias.

Salmerón subiendo a la Ermita de San Matías

Salimos de Salmerón tomando una pista que sale junto a la iglesia, que desciende al Arroyo de San Juan, para ascender a la Ermita de San Matías (4,5 Km. y 300 m. de ascenso). Difícil ya de por si (pendientes del 13%), para mi será uno de los momentos más duros de la ruta. La poca lluvia de la noche, sin embarrar demasiado, ha convertido su superficie en una masa pegajosa que se adhiere a las ruedas hasta bloquearlas. Toda la subida la haré a pie, con zuecos de barro en los pies y parando cada poco tiempo para desatascar las ruedas. En total algo más de una hora (y un guante perdido en el proceso) de penitencia.

Junto a las ruinas de la Ermita de San Matías (que no llegué a encontrar) termina la subida y mejora la pista, por la que ya se puede pedalear, aunque hay algún tramo malo. Por el llano, conectamos con el Carril de Escamilla a Peralveche. Primeros carteles de "Finca privada. Prohibido el paso" a los lados. Al llegar a un cruce con un bidón amarillo, giramos a la izquierda por la pista que lleva a Villaescusa de Palositos.

Carril de Pareja cerca de Villaescusa

Dejada atrás la Casa San Román llegamos a una bifurcación: a la izquierda, el Camino de Escamilla que pasa por Villaescusa de Palositos; y a la derecha, el Carril de Pareja, que bordea la finca. Sigo las flechas amarillas por este último para evitarme problemas. Creo que aún en los tribunales, es triste que la propiedad privada usurpe caminos públicos y llegue a impedir el paso a un pueblo.

Hasta la puerta de entrada a la finca (que encontré cerrada con un candado) el firme de la pista puede dar muchos problemas con el barro. Yo me lo encontré justo en el límite. Después de estos días he ampliado mis conocimientos en "alfarería", analizando en función del tipo de sustrato, humedad y pluviosidad, las probabilidades (muy cambiantes) de encontrar el barro problemático.

Columna de vapor de agua. Central Nuclear de Trillo

Posibles variantes: desde Salmerón se puede continuar por carreteras locales con poco tráfico (CM-2015 hasta Peralveche, y CM-2115 hasta Viana de Mondejar); y desde el bidón amarillo se puede continuar recto para salir a la CM-2115 cerca de Peralveche.

Siguiendo la pista de acceso a Villaescusa, que ya no presenta problemas, con la columna de vapor de agua de la central nuclear de Trillo en el horizonte, llegamos a la Dehesa de las Parras, entrando en el término municipal de Trillo, cuyo ayuntamiento ha balizado y colocado paneles informativos en todo el recorrido de la Ruta de la Lana.

Descenso al Arroyo de las Porras

Con la silueta de las Tetas de Viana ya a la vista, nos lanzamos por la pista-carril (precaución firme algo pedregoso) siguiendo el Arroyo de las Porras. Poco antes de llegar al Arroyo de la Solana la señalización ofrece dos posibilidades. La variante para bicicletas, que pueden continuar por la pista hasta la carretera CM-2053 que lleva a Viana de Mondejar (recomendable). Y la variante para senderistas, que siguiendo por sendero, sube un pequeño collado y por la ladera del Mogorrón continúa hasta Viana. Por el sendero, hay que hacer bastantes tramos a pie empujando la bici (subiendo al collado por la pendiente, y en el descenso, al estar bastante cerrado por la vegetación -con las aulagas, unos pantalones largos no vienen nada mal-).

Sendero cerca de Viana de Mondejar

A partir de Viana de Mondejar hasta Cifuentes, la Ruta de la Lana coincide con el itinerario descrito por Camilo José Cela en su libro "Viaje a la Alcarria". Ruta muy recomendable para conocer La Alcarria y que se puede hacer en bicicleta de montaña (Viaje a la Alcarria en BTT).

El comienzo del trayecto entre Viana y Trillo presenta dos variantes (una para caminantes y otra para ciclistas). Para bicis, por una pista que sube desde el pueblo al Cerrillo de las Cruces. El de caminantes que sale de Viana por la pista que sube a las Tetas de Viana (coincide con el Sendero SL-2 Camino del Collado, excursión muy recomendable -descripción de Sarita y Mane), que dejamos por un sendero que bordea las Tetas por el este. El sendero cuenta con tramos ciclables muy bonitos (sobre todo al principio y al final), interrumpidos por zonas inciclables (fuertes repechos, zonas muy pedregosas y abarrancadas).

Sendero junto a las Tetas de Viana

Superado el repecho, las dos opciones se unen para descender a Trillo siguiendo el Sendero SL-1 Camino de Viana. Recorrido casi ciclable al cien por cien (en algún lugar hay que echar el pie a tierra) muy divertido y atractivo, con la imponente silueta de las "chimeneas" (son en realidad disipadores de calor) de la central nuclear. Ya por asfalto, desde el circuito de motocrós, cruzamos el Tajo entrando en Trillo.

Descenso a Trillo

Desde Trillo a Cifuentes la ruta evita la carretera (antes se iba por ella) siguiendo una serie de caminos agrarios bien señalizados, que recorren la vega del río Cifuentes. Solo mencionar que, cerca de Gárgoles de Abajo, hay un tramo de unos 200 metros, en los que la pista desaparece bajo un bancal recién arado. Hay que remontar a pie unos metros, enlazando con un carril en mal estado que nos devuelve a la pista que llevábamos. Saliendo de Gargoles de Arriba, cruzamos la N-204 siguiendo el Camino de las Viñas en ascenso a la Ermita de San Blas, para entrar en Cifuentes después de cruzar una residencial.

Tetas de Viana y Central Nuclear de Trillo

Desde Cifuentes hasta Las Inviernas la Ruta de la Lana coincide con el trazado del GR 10. Dejamos definitivamente el río Cifuentes, y por un camino asfaltado junto al cementerio, nos encaminamos hacia Moranchel. Por pista de tierra llegamos al Alto de la Cabaña Honda, donde termina el largo ascenso que traíamos desde que cruzamos el Tajo en Trillo, para descender por el Camino del Prado de Abajo a Moranchel y el río Tajuña. 

Aunque antes el trayecto desde Moranchel hasta Las Inviernas se hacía por carretera (así lo describe la guía), se puede perfectamente evitar el asfalto siguiendo el trazado del GR 10 (bornem en wikiloc). Al salir de Moranchel cruzamos el Tajuña y nos encontramos la GU-922. Hacia la derecha conduce a las Inviernas, mientras que las flechas amarillas y el GR indican a la izquierda. Durante unos 250 metros seguimos por la carretera, abandonándola por el Camino de Masegoso de Tajuña (pista en buen estado) que remonta el Arroyo del Prado hasta un pequeño collado, Cabeza del Carro, y baja a Las Inviernas.

Entre Las Inviernas y Mirabueno

Por el  Camino de Las Inviernas a Mirabueno, ascendemos a la planicie alcarreña por la que discurre Nacional II Madrid-Barcelona. Junto con la Cañada Real Soriana, cruzamos sobre el trazado el AVE y continuamos por el páramo hacia Mirabueno. Después de todo el día de buen tiempo, el horizonte se ha teñido de negro, rodeado de fuertes tormentas por delante y por detrás. Una de ellas, con su intensa cortina de lluvia, me acaba alcanzando desde el este. En previsión he apretado el paso a la busca de refugio en el Área de Servicio del Km. 107 de la nacional, pero no me libro de mojarme.

Mirabueno

A los 20 minutos por fin amaina y continúo por carretera hasta Mirabueno, situado en una especie de balcón sobre el río Henares. Un pequeño sendero (estrecho y encajado entre la vegetación, con algún tramo a pie  pero bastante ciclable) salva en unos dos kilómetros los casi 200 metros de desnivel que nos separan de Mandayona, a orillas del río Dulce. Al este se puede ver Aragosa y la entrada al Cañón del río Dulce.

Bajando a Mandayona

Tenía la intención de llegar a Atienza (a 36 kilómetros) pero decido quedarme a dormir en Mandayona, (tarde muy tormentosa y muchos kilómetros por delante). Entrando en el pueblo pregunto en el Bar Milagros, desde donde llaman por teléfono a la alcaldesa, que me acompaña al Centro Social donde dormiré. 

Alojamiento: Acogida peregrina en el Centro Social (suelo y aseos, preguntar por la alcaldesa). El Hostal Rural Cumbres de Castilla ha cerrado y no hay otras opciones de alojamiento. Cena de tapas en el Bar Milagros. Covertura de Vodafone realmente mala, solo puede conectar en lo alto del pueblo. 

Acogida peregrina:
- Viana de Mondejar: Refugio de peregrinos inaugurado el 2010.
- Trillo: Refugio de peregrinos municipal inaugurado el 2010.
- Cifuentes: Albergue municipal (a varios kilómetros del pueblo). 

Otros alojamientos:
- Cifuentes: Hostal San RoqueHostal Secuoyas.

06. Mandayona-Retortillo de Soria.

Fecha: 22/04/2011. 
Dist.: 58,15 Km.; Asc.: 992 m.; T. Tot.: 7:33; T. Mov.: 4:46. 
Alt. Max.: 1.371 m.; V. Med. Mov.: 11,3 Km/h; IBP.: 75AC.
H. Salida: 8:23; H. Llegada: 15:58.

Etapa dura con casi 60 kilómetros y cerca de 1.000 m. de ascenso, sin grandes puertos pero tendiendo hacia arriba gran parte del día, que culmina con el ascenso a la Sierra del Bulejo. Muchos kilómetros de asfalto (unos 20 km. entre Baides y Riofrío del Llano, y otros 20 km. entre Atienza y Retortillo) que con lluvia hasta se agradecen. Entre Baides y Viana de Jadraque siguiendo las flechas dejé el asfalto y acabé bloqueado por el barro.

Es el peor tramo en cuanto a señalización por lo que quiero hacer algunas consideraciones sobre  mi recorrido:
- Saliendo de Mandayona: Al preparar la ruta en casa, con la descripción de las guías, tenía muy claro por donde iba. Desde Mandayona parece que las flechas tiran río arriba. Finalmente lo he hecho por las Casas del Cerillar, pero no encontré ninguna flecha hasta que comencé el descenso hacia la carretera GU-149.
- Entre Baides y Huermeces del Cerro: Desde Baides hasta Viana de Jadraque las flechas nos sacan del asfalto para seguir un sendero poco claro, que en mi opinión no aporta nada al que va caminando, y es un verdadero engorro para los que vamos en bici. Comprendo que la gente vaya por la carretera. La variante desde Viana hasta Huermeces tiene mejor pinta (parece un camino agrario paralelo al río Salado) pero no lo probé después del fiasco anterior.
- Entre Riofrío del Llano y Atienza: Las flechas salvan un buen trozo de carretera por un tramo bien bonito y tranquilo, aunque hasta que cogemos el Camino de Cardeñosa hay tramos de difícil orientación.
- De Atienza a Miedes de Atienza: Los peregrinos y la información de las guías van siguiendo la carretera por Tordelloso y Alpedroches. Yo no vi ni una sola flecha en todo el recorrido. Me da la sensación que ha cambiado el itinerario siguiendo el mismo que el Camino del Cid, por Romanillos de Atienza, sin casi asfalto y con la misma distancia. Me parecería una muy buena idea pero no puedo confirmarlo.
- El ascenso desde Miedes de Atienza: Aunque hay sendero, yo directamente opté por la carretera para librarme de un buen rato de "empujing". Si cuando hice el Camino del Cid no lo bajé, esta vez no lo iba a subir.
En definitiva, partiendo del diseño inicial, descrito en la guía de Jesús Pareja y Pedro Malavia, con el tiempo la señalización ha ido buscando alternativas sin asfalto para los caminantes que cuesta tiempo se afiancen.

Amanece "chungo", parece que hoy no va a ser el mejor día. Finalmente, estará todo el día bastante nublado y lloverá un poco, pero no será tan malo. Salgo de Mandayona sin desayunar (bares y tiendas cerrados) cosa que no podré hacer hasta Atienza. Parece que las flechas mandan río arriba, la alcaldesa me comentó ayer que se estaba valorando el mandar la Ruta de la Lana por el Cañón del río Dulce hacia Sigüenza, tal como hace el Camino del Cid. Yo sigo con mi plan.

Bajando desde las Casas del Cerillar

Cerca de la iglesia cruzo el río Dulce y tomo una pista (más bien poco utilizada con algo de barro) que asciende hacia las Casas del Cerillar de Baides. Después de un buen rato no veo ninguna flecha, pero tampoco es cuestión de volver, así que continuó. Al llegar a las casas, sigo por la pista de acceso a la finca en dirección a la carretera GU-149, pero poco después, giro a la izquierda enlazando con una pista (algo de piedra suelta) que también baja a la misma pero acortando. En el descenso encuentro la primera flecha amarilla. Ya por carretera, y más tranquilo después del momento de duda, termino el descenso hasta el río Henares y entro en Baides.

A la salida de Baides, junto a la Ermita de la Soledad, las flechas abandonan la carretera por el Camino de Sigüenza. Mala hora en que se me ocurrió. A los 800 metros hay que dejar la pista y continuar por un sendero encajado en una barranquera por el Arroyo de las Cañadas. Muy difícil para avanzar con la bicicleta, sigo campo a través y, por lo que parece un camino cruzo un pequeño collado, hasta salir a una pista que desciende Viana de Jadraque. Conclusión: todo a pie y la bicicleta atascada por un barro margoso blanquecino. En Viana, junto a una fuente, quito todo el barro que puedo y me prometo continuar por la carretera.

Resultado del barrizal

Por la carretera GU-149 continúo plácidamente, siguiendo el río Salado hasta Huermeces del Cerro, que se encuentra bajo la Loma del Lituero. Dejamos la compañía del Salado después de superar el estrecho (corta rampa) que ha horadado entre el Lituero y Peña Alta, para continuar, acompañados ahora por el río Regacho, hasta Santiuste.

Cerca de Huermeces del Cerro

A partir de Santiuste la carretera GU-148 (renombrada a partir de Huermeces) se empina un poco al remontar el Arroyo del Tejar, desembocando en la CM-101 (algo más ancha y con un poco más de tráfico) que lleva a Atienza. El repecho termina junto al desvío a Cardeñosa y, en ligero descenso llegamos a Riofrío del Llano. Momento de duda, continuar por el asfalto o probar suerte con el estado de la pista.

Llegando a Atienza

Al final me decido por dejar la carretera. Una pista que sale de Riofrío, conecta con el Camino de Cardeñosa directamente (quizá sea la mejor decisión), pero las flechas nos llevan por otro lugar. En un zig-zag de pistas y carriles, con un tramo campo a través sencillo y algún tramo poco señalizado, finalmente de sale al camino de Cardeñosa, que nos lleva sin problemas hasta Atienza. A pesar de algún momento de lluvia, el tramo es muy bonito entre el robledal, sin muchos problemas de barro (el firme es más bien arenoso con tramos de pizarra).  Ver aparecer la silueta del El Padrasto y el castillo de Atienza merece la pena.

Atienza

Entrando en Atienza encuentro afortunado, primer y único encuentro con bicigrinos, una pareja que creo que vienen desde Alicante siguiendo la Ruta de la Lana. Nos despedimos después de unas palabras de ánimo, ellos salen con destino a San Esteban de Gormaz, yo tengo que desayunar y revisar el desviador trasero (los últimos kilómetros se ha ido atascando debido al barro seco).

Después de desayunar y limpiar un poco la bici, me decido a hacer los kilometros que me separan de Miedes de Atienza por carretera. Me da la sensación que la señalización lleva por otro camino (hay alguna  delcha bastante clara, cerca del Arco de Arrebatacapas, que indica en dirección contraria), pero es la opción fácil y segura. Por la CM-110 hasta Tordelloso y la CM-1005 por Alpedroches hasta Miedes de Atienza.

Subiendo desde Miedes de Atienza

En Miedes de Atienza vuelvo a encontrar la flechas amarillas junto a las marcas rojas y blancas del GR-160 Camino del Cid, que juntas llevan a Retortillo por un sendero que asciende la Sierra del Bulejo. Ya tenía decidido que no iba a hacerlo por el sendero. Por carretera es un puerto que, con todo el desarrollo, se sube con tranquilidad y disfrutando del paisaje. Que se le va a hacer, hasta el más purista como yo tiene sus debilidades.

Miedes de Atienza

Superado el puerto cambiamos comunidad autónoma, dejando Castilla-La Mancha (Guadalajara) para entrar en Castilla y León (Soria). Un corto descenso, junto a los molinos de la Sierra de Pela a pleno rendimiento, para entrar en Retortillo de Soria. Buen lugar para fin de etapa y poder afrontar mañana el Cañón de Caracena descansado. 

Puerta Sollera. Retortillo de Soria

Alojamiento: Hostal La Muralla. 18 € (baño compartido). Ya conocía el hostal ya que dormí en él cuando pasé haciendo el Camino del Cid. Confortable y trato muy agradable. Aunque tarde me dan de comer a mediodía. Fiestas y fines de semana no tienen menú.  Imposible de encontrar cobertura de Vodafone, acabo llamando desde el teléfono público del bar del hostal. 

Acogida peregrina: 
- Baides: El ayuntamiento suele dejar el Centro Social (amplio salón, suelo y aseo).
- Atienza: El ayuntamiento suele dejar las piscinas municipales o una casa rural. 

Otros alojamientos: 
- Huermeces del Cerro: Albergue Rural El Molino.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada