martes, 20 de septiembre de 2011

Travesía de los Alpes 02. Evian-Vacheresse

Por el Haut Chablais. Primeros collados y Dent d´Oche.

Fecha: 29/07/2011.
Dist.: 28,50 Km.; Asc.: 1.407 m.; T. Tot.: 6:20; T. Mov.: 4:17.
Alt. Max.: 1.600 m.; V. Med. Mov.: 7,5 Km/h; IBP.: 134CB.
H. Salida: 8:26; H. Llegada: 14:46.
Asfalto: 60 %; Pista: 22 %.; Sendero: 18 %. Ciclabilidad: 90 % (2,9 km.). 
Cartografía: 01 Leman. 3528 ET.

Descripción.

Dejamos definitivamente la compañía del Lago Leman siguiendo el GRP Littoral du Leman, para desde Thonon-les-Mémises adentrarnos en el macizo del Haut-Chablais, donde tendremos que afrontar los primeros collados de nuestra travesía. Bajo la Montagne des Mémises, cruzamos el Col de Creusaz, descendiendo a Bermez y el Valle de L´Ugine. El Dent d´Oche domina nuestro segundo ascenso, por las pistas de la pequeña estación de esquí de Bernex, hasta la Crète du Combet. Primer y breve contacto con el GR 5, para en un rápido y vertiginoso descenso, llegar a Vacheresse, en el fondo del Valle de La Dranse D´Abondance.

Etapa corta, con menos de 30 kilómetros, pero que acumula unos 1.400 metros de ascensos con puertos no excesivamente duros. Primero el Col de Creusaz, al principio muy suave por carretera (unos 6 kilómetros al 6 %) y tras un descansillo, los últimos kilómetros algo más duros por pista (unos 3 kilómetros al 10 %). El segundo la subida a la Crète du Combet, más exigente (5,5 km al 11 %), por asfalto y pista con los últimos metros de sendero difícil que hay que hacer en su mayor parte a pie (unos 500 metros). Dos tramos de sendero, en su mayoría en descenso, pero que bastante complicados de hacer sobre la bici (con escalones, muy estrechos y con fuerte pendiente) solo al alcance de los más habilidosos y valientes.

Desde Evian asciendo callejeando hasta Chez Buttay, donde se inicia la Travesía de los Alpes descrita en la guía. Mi recorrido coincide con la etapa Neuvecelle-Centfontaines (Dist: 27 km.; Asc: +1.450 m.; Desc:-1100 m.; A pie: 20´), solo que yo me quedo en Vacheresse.
Posibles variantes:
- Entre Montigny y Chez Cachat se pueden evitar las zetas de la carretera D24 siguiendo la señalización del GRP Litoral du Leman por pista y carril (iItinerario descrito en la guía) que yo evite siguiendo la carretera, muy tranquila y con pendiente más suave.
- Desvío por pista para llegar al Lac des Plagnes.

Travesía de los Alpes 02. Evian-Vacheresse at EveryTrail

Perfil.


Crónica.

Aunque la previsión daba lluvia para hoy, el día comienza sin agua, con bastantes claros pero con alguna nube amenazadora que cubre las cimas de las montañas. Después de un buen desayuno me pongo en camino, con la intención de llegar a la Gite de Vacheresse, Aux Cornes d´Abundance.  

Primero tenemos que recuperar el desnivel que descendimos ayer hasta Chez Buttay (donde Patrick Bernard sitúa el Kilómetro 0 de su Travesía de los Alpes), para retomar el GRP Littoral du Leman y recorrer el primer tramo de sendero de la travesía (con un tramo de subida, perfectamente ciclable y muy bonito entre el Bois de Carraud). La diversión termina pronto ya que en Montigny salimos a la carretera D24.

Lac Leman cerca de Thollon les Memises

La carretera va ganando altura de forma suave mediante dos largas zetas (6,1 km. y 350 m. de ascenso, 6% de pendiente). Aunque hay la posibilidad de evitar el asfalto siguiendo la señalización del GR (pista y sendero con fuerte pendiente), yo me decido por la carretera (no tiene prácticamente tráfico, y prefiero evitarme el “calentón” nada más empezar).

Poco antes de llegar a Thollon-les-Mémises, en Chez Cachat, dejamos la D24, para iniciar el verdadero ascenso al primer puerto del día y de la travesía, el Col de Creusaz (2,4 km. y 250 m.de ascenso). La pista se adentra en un denso hayedo bajo la Montagne de Mémises. Al principio con buen firme, a medida que vamos ascendiendo va empeorando, hasta que se convierte en un carril-sendero realmente duro, aunque sin peso puede hacerse casi íntegramente sobre la bici (la pendiente media ronda el 10 % pero hay alguna rampa del 20 %). Es una buena piedra de toque para irse poniendo en forma.

Bernex

Una vez en el collado, no termina la subida. Para evitar perder altura bajando a Bernex, tomamos una pista que sale a la izquierda y sigue ascendiendo durante unos metros 400 metros (aunque ciclable la pendiente del 15 % me hace echar el pie a tierra), para enlazar con un sendero que desciende a Charmet. Técnicamente difícil, muy estrecho y empinado, pero con buen firme interrumpido de vez en cuando por alguna zona inciclable (raíces, piedras y escalones). Con el suelo húmedo está muy resbaladizo, por lo que me decido a hacerlo íntegramente a pie (más o menos un kilómetro y medio). Salvo los pasos más delicados, los más técnicos y aguerridos pueden hacer gran parte sobre la bici.

Las nubes que ocultaban el Dent d´Oche se van abriendo, y con el solecito, decido hacer una pequeña parada para descansar, mientras me tomo un “petit café au lait” en un encantador Chalet-Restaurant cerca del Pont de Morgon. El descanso me vendrá bien para afrontar la dura subida a la Crète di Combet (5,1 km. y 570 m. de ascenso). Este podría tomarse como ejemplo-tipo, pero a pequeña escala, de lo que van a ser los puertos de la travesía.

Mont Cesar y Dent d´Oche

Empezamos subiendo por la carretera que sirve de acceso a los remontes de la pequeña estación de esquí de Bernex en dirección a Pre Richard, con pendiente no es muy fuerte (aproximadamente del 10 %), pero sí mantenida con algún repecho (cercano al 15 %). Un poco más tarde del chalet-restaurante termina el asfalto, continuando por pista, con buen firme y no mucho más inclinación, pero que presenta algún rampón más largo (cerca de La Combe hay varias zetas en lazadas con un 20 % mantenido durante unos 300 m.). A nuestra espalda podemos contemplar el Col de Creusaz con su descenso bajo el Mont Cesar hasta Bermex, y la impresionante figura del Dent d´Oche.

Dent d´Oche subiendo a la Crete du Combet

En la La Combe dejamos la pista principal, continuando por un carril-sendero que remonta los últimos metros en dirección a la Crète de Combet (un pequeño collado sobre la cresta que desciende de Tête des Fieux donde termina el telesilla du Petit Combet) donde enlazamos con el GR 5-Balcon du Leman.

Desde el collado, el sendero parece perderse en el bosque, ahora entre la niebla que ha entrado desde el valle de Vacheresse, dándole un aspecto bastante tenebroso. Muy estrecho, para salvar el fuerte descenso, dibuja varias zetas que suavizan la pendiente. Con el firme muy resbaladizo prefiero asegurar así que lo hago a pie. Son pocos metros ya que superado el resalte se puede volver a pedalear.

Continuamos por el GR, que discurre por la cuerda en dirección al Mont Baron (no llego a verlo oculto por las nubes), durante aproximadamente un kilómetro, y poco después del telesilla de L´Aréte, lo abandonamos por un carril herboso poco marcado, a la búsqueda de la pista que sube a Les Boeufs desde Vacheresse, por la que descenderemos.

Sendero bajando a Vacheresse

Primer descenso para disfrutar, con unos 5 kilómetros, por pista con zonas pedregosas al principio pero que mejora rápidamente, en los que descendemos casi 600 metros, con el Mont Ouzon y el valle de La Dranse D´Abondance como telón de fondo.

Vajando a Vacheresse

Llegando a Vacheresse, llega el momento de buscar el alojamiento, la gite d´etape Aux Cornes d´Abondance. Entrando en las primeras casas encuentro Gite de France La Ferme de Leschaux (no veo a nadie así que continúo, mejor llamar antes para confirmar) y al salir a la carretera principal D222, justo frente a la iglesia, el hotel Plein Soleil (me parece caro por lo que continúo la búsqueda). Como no veo ninguna indicación, frente al ayuntamiento me decido a preguntar a un matrimonio que está montando en su coche y que, muy amablemente, acaban guiándome hasta la gite. Mi gozo en un pozo, parece ser que han cerrado, por lo que definitivamente, y para no estar dando más vueltas, decido ir al hotel.

Vacheresse y Mont Ouzon

Alojamiento: Hotel 2* Plein Soleil. Media Pensión 50,00 €. Confiado en encontrar la gite Aux Cornes d´Abondance acabo llevándome el primer “sablazo” del viaje. Teniendo en cuenta los precios de los hoteles franceses y que tiene piscina (de la que no pude disfrutar ya que no se me ocurrió llevarme el bañador) tampoco es tan caro. Dispone de wifi gratis. Muy amables y la cena rica y abundante. En el pueblo hay una pequeña “epicerie” y un par de bares.

Hotel Plein-Soleil. Vacheresse

Otros alojamientos:
- Bernex: Gite Les Titlis.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada