miércoles, 4 de mayo de 2011

Ruta de la Lana III. Por Soria y Burgos.

Retortillo de Soria-Quintanarraya-Mecerreyes-Burgos.

Ruta de la Lana III. Por Soria y Burgos at EveryTrail



07. Retortillo de Soria-Quintanarraya.

Fecha: 23/04/2011. 
Dist.: 74,27 Km.; Asc.: 690 m.; T. Tot.: 8:17; T. Mov.: 5:11. 
Alt. Max.: 1.287 m.; V. Med. Mov.: 13,4 Km/h; IBP.: 69BC.
H. Salida: 9:27; H. Llegada: 17:47. 

Etapa más bien tranquila, algo larga (cerca de 75 kilómetros) con poco desnivel acumulado (unos 700 metros). Gran parte con tendencia en descenso, salpicada de algún repecho que no puede llegar a llamarse puerto. Facilita bastante los tramos de asfalto (Retortillo-Tarancueña, Caracena-Fresno de Caracena, Olmillo-San Esteban de Gormaz y Matanza de Soria-Alcubilla de Avellaneda, que suman cerca de 40 kilómetros), siempre por carretera local sin tráfico. Lo más espectacular, y también lo más complicado de pedalear, son algo más de 4 kilómetros de sendero por el Cañón de Caracena. Aunque existe una variante más sencilla por Cañicera y Valderromán, es muy recomendable, siempre y cuando no te importe echar el empujar la bici. Incluye tramos obligados a pie y  algún resalte en el que hay que cargar la bici, pero la belleza del lugar y las zonas donde se puede pedalear merecen la pena.

En general bien señalizada en los lugares donde es necesario. No estoy seguro del trayecto entre Ines y San Esteban de Gormaz, ya que llegando a Olmillos perdí las flechas amarillas. Me imagino que con el tiempo irán apareciendo variantes que saquen el camino del asfalto, como pasa con el tramo San Esteban de Gormaz-Matanza de Soria.

Hoy no madrugo, abren el bar a las 9:15, aprovechando para desayunar y disfrutar de la cama después del suelo de Mandayona. Amanece un poco mejor después del tiempo inestable de los últimos dos días. Salgo por la Puerta Sollera, símbolo de Retortillo, pasando por la Ermita de la Virgen del Prado, antes de volver a la carretera SO-135 que lleva a Tarancueña. Dejamos el Camino del Cid, que traíamos Miedes de Atienza y viene de Berlanga de Duero, y el  GR 86 Sendero Ibérico Soriano, a su paso por Retortillo de Soria en su recorrido de Brías a Tiermes. La carretera es muy tranquila con un pequeño repecho para superar los Altos de la Cogolluda.

Altos de la Cogolluda

En Tarancueña da comienzo uno de los tramos más vistosos de toda la Ruta de la Lana: el Cañón de Caracena. El sendero sigue durante unos 4 kilómetros el cañón formado por el río Caracena desde Tarancueña hasta Caracena. Dificultades: tramos a pie pero cómodos para empujar la bicicleta y algún resalte en el que hay que echarse la bici al hombro. Aunque también hay alguna flecha amarilla, son más prácticas las marcas rojas y blancas del GR 86 Sendero Ibérico Soriano (Derivación Losana-Caracena). De Taracena una pista que llega hasta El Molino (ruinas), nos sitúa en la entrada del Cañón, en el que nos adentramos por una senda bastante clara.

Llegando al Cañón de Caracena

Los primeros kilómetros son los que ofrecen más dificultades para pedalear (sin peso y en plan deportivo se pueden hacer bastante sobre la bici, yo prefiero disfrutar del paisaje y lo hago caminando). Después de pasar bajo la Peña del Águila hay un buen trozo que se puede hacer pedaleando. Ya cerca de Los Tondos el cañón se estrecha bajo imponentes paredes y hace un curioso requiebro. Aparece ante nosotros un sorprendente arco de roca bajo el que tendremos que pasar.

Cañón de Caracena

A partir de este punto, es todo ciclable, salvo un paso donde la senda se ve encajada entre el río y un resalte (hay unas piedras por donde pasar que, si el río lleva mucha agua, pueden quedar ocultas). Cerca del final, aparece sobre un promontorio la silueta de la iglesia de Santa María, a donde hay que subir después de una fuerte rampa que nos saca del cañón. En Caracena merece la pena subir unos metros más para acercarnos a la iglesia románica de San Pedro (para visitarla consultar en el bar).

Caracena

Los siguientes 10 kilómetros, por Carrascosa de Abajo y Fresno de Caracena, se pueden hacer por la  tranquila carretera SO-V-1601 acompañados por el río Caracena, aunque las flechas señalizan algún tramo fuera del asfalto. Segundo encuentro con peregrinos cerca de Carrascosa, con una pareja de peregrinos conquenses que vienen andando desde Cuenca.

Saliendo de Fresno de Caracena, poco después de cruzar el río Manzanares, dejamos el asfalto por una pista que lleva a Ines (sin tilde acentuado en la i). Bien señalizado, aunque en una bifurcación puede haber alguna duda (los dos caminos llevan en descenso al Arroyo Valdines, del que salimos después de un duro repecho).

Camino de Fresno de Caracena a Ines

Desde Ines hasta San Esteban de Gormaz las guías describen el recorrido por la carretera SO-P-4216 pasando por Olmillos. Las flechas, a la salida de Ines, me llevan por el Camino de San Esteban (pista en buen estado), pero  llegando a Olmillos las pierdo, por lo que continúo por carretera (no vi señalización) junto al Duero, que cruzamos por el puente romano (por el que la Cañada Real Soriana Occidental salva el Duero) antes de entrar en San Esteban de Gormaz. Nos cruzamos

San Esteban de Gormaz

En San Esteban de Gormaz nos cruzamos con el esquivo Camino del Cid (viene de Castillejo de Robledo y se dirige a El Burgo de Osma), abandonado en Retortillo de Soria y que recuperaremos en Alcubilla de Avellaneda. El castillo queda un poco lejos, pero podemos acercarnos a las dos interesantes iglesias románicas, Ntra. Sra. del Rivero y San Miguel, a la salida de San Esteban.

Animado y con solecito, me animo a probar una variante para evitar el asfalto de la SO-V-9700 que lleva a Matanza de Soria. Después de cruzar la N-122 y el Arroyo del Torderón, tomo la pista que lleva a un vertedero (Monovertedero para escorias de fusión de plomo, toma ya) que sigue la vega del Arroyo Puentón. La pista continúa sin problemas, entre campos, hasta Matanza de Soria (encuentro una flecha ya cerca del pueblo).

Entre San Esteban de Gormaz y Matanza de Soria

De Matanza de Soria hasta Alcubilla de Avellaneda el tramo de carretera más largo del día con 14 kilómetros. Sólo dejamos brevemente la SO-V-9621 para entrar en Villálvaro. Por fortuna la carretera es bastante tranquila y con muy poco tráfico. Dos repechos: saliendo de Villálvaro y que termina en el desvío a Zayuelas; y desde Zayas de Bascones para dejar el valle del río Perales.

En Alcubilla de Avellaneda enlazamos con el Camino del Cid, cuya señalización nos servirá de referencia hasta Quintanarraya. Saliendo de Alcubilla tenemos uno de los repechos más exigentes de la etapa, más a estas alturas día después de casi 70 kilómetros, para salir del valle del río Pilde, que se hace por pista en no tan buen estado, algo pedregosa con alguna rampa dura.

Descenso a Hinojar del Rey

La subida termina junto a los Corrales del Roble entre un bonito sabinar. En la lejanía ya se puede distinguir las Peñas de Cervera que nos esperan para mañana. Sólo nos queda un agradable descenso por el Camino de la Alcubilla hasta Hinojar del Rey, ya en la provincia de Burgos, y un corto repecho que supera Alto Redondo, para entrar en Quintanarraya.

Llegando a Quintanarraya

Lo que pasa a continuación, es un destello que me conduce a hacer dos reflexiones: el espíritu de acogida a los peregrinos aún sigue vivo; y que todavía hay mucha gente buena que, sin nada a cambio, está dispuesta a echar una mano a alguien que lo necesita.

En el Centro Social me indican que para dormir en el Albergue de peregrinos tengo que hablar con el Sr. Teodoro. Después de preguntar, por fin encuentro a Montse (creo que es hija de Teodoro), pero no aparecen las llaves (unas chicas del pueblo durmieron ayer y no se sabe dónde están). Un grupo de vecinas muy amables colabora en su búsqueda. Mientras, preocupado por el tema de la cena (en el bar del Centro Social no están muy por la labor de prepararme algo) pregunto por una tienda. Una de las vecinas me dice que no hay, y me trae fruta junto con unas deliciosas torrijas, lo que me literalmente me salva la vida. Y para terminar, al no poder encontrar cobertura, Montse me busca un móvil con el que poder mandar un mensaje a casa.

Desde aquí, quiero aprovechar para dar mi más sincero agradecimiento a los vecinos de Quintanarraya por el trato recibido. Muchísimas gracias. 

Alojamiento: Albergue de peregrinos municipal. Antigua casa de maestros, que también se usa de almacén, reconvertida en albergue para peregrinos y personas que hacen el Camino del Cid. Un poco destartalada. Dispone de colchones y ducha (no sé si funciona el calentador). Preguntar por el Sr. Teodoro (vive en la casa de al lado). Pueblo volcado con los peregrinos. No hay tienda y desgraciadamente en el bar del Centro Social no están muy por la labor de dar de cenar. 

Acogida peregrina:
- Tarancueña: Posible acogida municipal.
- Fresno de Caracena: Acogida municipal (almacén junto al ayuntamiento, suelo sin aseos aunque lo están adecentando).
- San Esteban de Gormaz: posible acogida parroquial (suelo y aseos, preguntar por el Padre Fortunato); el ayuntamiento suele dejar el polideportivo. 

Otros alojamientos:
- Tarancueña: Casa Rural Los Arrenes.
- San Esteban de Gormaz: Hostal Moreno y Hotel Rivera del Duero. 

08. Quintanarraya-Mecerreyes.

Fecha: 24/04/2011. 
Dist.: 53,62 Km.; Asc.: 704 m.; T. Tot.: 7:51; T. Mov.: 3:59. 
Alt. Max.: 1.170 m.; V. Med. Mov.: 12,2 Km/h; IBP.: 50BC.
H. Salida: 8:54; H. Llegada: 16:47.

Etapa corta, con poco más de 50 kilómetros, y un desnivel acumulado aceptable, cerca de 700 m. De perfil  suave pero algo quebrado no presenta puertos significativos. Al principio del día  nos toca subir  de forma muy paulatina al Alto del Horno, entre Pinarejos y Mamolar. Y al final habrá que afrontar algunos repechos al cruzar el  Valle del Arlanza. Hay más asfalto del que desearía con casi 35 kilómetros pero hay pocas opciones para evitarlo. El primero (Huerta de Rey-Peñacoba) muy tranquilo, el segundo (Santibáñez del Val-Mecerreyes por la BU-901), con algo más de tráfico, que sin ser excesivo, sí le quita algo de encanto.

Como la señalización que he encontrado es bastante irregular, me gustaría hacer algunas consideraciones sobre el recorrido:
- Entre Huerta de Rey y Peñacoba, se puede evitar gran parte del asfalto siguiendo el Camino del Cid, pero  cuando sufrí tantas penalidades (tramos sin señalizar, zonas donde el camino se pierde y la orientación es muy difícil) que solo lo recomiendo a los más aventureros. En todo caso la carretera es tan tranquila, que me parece la mejor opción. No estoy seguro por donde van las flechas amarillas ya que vi realmente pocas.
- De Peñacoba a Santo Domingo de Silos, en mi opinión la mejor opción (cuenta con señalización), es seguir el Camino del Cid por el antiguo camino a Santo Domingo. Hay un tramo donde el firme es infernal (muy pedregoso y con mucha piedra suelta) pero afortunadamente es corto. Esto se ve compensado por lo salvaje del lugar. Más fácil es continuar por la carretera que pasa por el Desfiladero de la Yecla.
- Desde Santo Domingo de Silos he ido por la BU-911 hasta el Desfiladero de la Yecla (merece la pena el desvío para recorrerlo por una serie de puentes y pasarelas). Luego se puede continuar por el Camino de Santa Cecilia (señalizado y por pista), que pasa por la ermita mozárabe de Santa Cecilia y llega a Santibáñez del Val.
- Por último decir que hay la posibilidad de evitar el tramo de carretera BU-901, desde Santo Domingo de Silos, siguiendo el Camino del Cid hasta Covarruvias. Si hemos ido por Santibáñez del Val también podemos conectar con él en Retuerta. Desconozco cuenta con flechas amarillas. Desventaja: no pasa por el Desfiladero de la Yecla.

De primeras, me levanto y lloviendo fuerte. Fuegos de artificio, ya que aunque bastante nublado el día irá mejorando sin llegar a llover. La preocupación del barro hoy es menor ya que me esperan bastantes kilómetros de carretera. La fruta que ayer me dio una señora muy amable vuelve a ser mi salvación por que al salir el bar está cerrado. Colgada en el picaporte del albergue me encuentro una bolsa con el generoso sándwich de jamón serrano, prometido la noche anterior por un paisano.

A  pesar del agua que ha caído, pruebo suerte saliendo por de Quintanarraya, siguiendo las flechas (y también la señalización del Camino del Cid hasta Pinarejos) por el Camino de María la Loba y el Camino de las Estobas hasta Huerta de Rey. Pista bastante pesada pero justo en el límite a punto de pegarse a las ruedas.

Por el Arroyo Arandilla

Después de desayunar y más tranquilo, afronto los próximos kilómetros a salvo del barro por carretera, primero por la C-111 para girar a la izquierda por la carretera BU-V-9216 de Pinarejos. Tengo claro que no voy a intentar la variante por el Camino del Cid, y continúo hacia Mamolar. La carretera solitaria cruza en ascenso los densos pinares pasando por el Área Recreativa de Pinarejos (en el recorrido hay varios sencillos refugios donde buscar abrigo) en ascenso hasta el Puerto del Horno, para descender a Mamolar.

Peña del Águila desde el Alto del Horno

De Mamolar parte un camino asfaltado que, bajo las paredes de la Peña del Águila, lleva a Peñacoba. Antes de llegar giramos hacia la derecha por una pista, que sigue el río Peñacoba, adentrándose por un estrecho que corta las Peñas de Cervera, paso del camino real y único acceso a Silos desde el sur, antes de abrir el Túnel de la Yecla.

Peña del Águila

Superada la parte más estrecha, dejamos la pista buena por un carril bastante malo (el firme pedregoso y  la gran cantidad de piedra suelta hace que sea complicado pedalear), y tras un corto y duro repecho, por el Berrocal del Santo nos sitúa en un alto sobre Santo Domingo de Silos. Las campanas del monasterio, que ya oía un poco antes, saludan mi llegada. Descenso vertiginoso (precaución ya que la pendiente es fuerte y hay piedra suelta) para entrar en Santo Domingo de Silos por la Puerta de San Juan.

Santo Domingo de Silos

Desayuno por segunda vez, ando un poco "canino" por la frugal cena de ayer. Llega el momento de decisión. Doy un par de vueltas buscando una esperada flecha que no encuentro. Me decido por la opción de Santibáñez, visitando el Desfiladero de la Yecla (me quedé con ganas la última vez). Salgo por la BU-902 dirección Covarrubias y en la rotonda sigo en dirección a La Yecla. De camino veo una flecha amarilla en la entrada del Camino de Santa Cecilia.

El desvío, poco más de un kilómetro, merece la pena. Una serie pasarelas y puentes recorren durante unos 600 metros el Desfiladero de la Yecla, una angosta y profunda garganta escavada en las Peñas de Cervera. Hay una escalera a la entrada y otra a la salida de los dos túneles de la BU-991 Silos-Caleruela. Ni intentéis hacerlo con la bici con alforjas porque hay tramos más estrechos que el ancho del manillar.

Desfiladero de la Yecla

De vuelta a la Ruta de la Lana, sigo el Camino de Santa Cecilia acompañados por el río Mataviejas. Poco antes de Santibáñez del Val nos encontramos la bella ermita mozárabe de Santa Cecilia. Nos encontramos con la señalización del PRC-BU 120 Sendero de las Ermitas.

Peñas de Cervera subiendo al Alto de Pedernales

Ya en Santibáñez se coge la carretera BU-902 por la que se llega hasta Covarrubias. Antes hay que superar dos pequeños puertos, uno por las falda del Alto de Pedernales (2,5 Km. y 130 m. de ascenso) para llegar a Retuerta, y otro para superar El Caballo (1,3 Km. y 60 m. de ascenso) para descender a Covarrubias. En el descenso a Retuerta me encuentro con Aitor, que viene haciendo el Camino del Cid y después de un mal trago con el barro saliendo de Vivar del Cid, ha decidido tirar por carretera. Siempre es una alegría encontrarte algún compañero de fatigas.

Torre de Fernán González. Covarrubias

En Covarrubias, después de un fugaz encuentro con una pareja de ciclistas vascos (una pareja que ha hecho un recorrido circular por carretera por el Camino del Cid y van de vuelta a Burgos) y de comerme el sándwich de jamón, me preparo para afrontar la última subida del día al Mojón de Covarrubias (2,5 Km. y 120 m. de ascenso). Poco antes de entrar en Mecerreyes, en el Alto del Crucero, nos encontramos con el monumento al Cid.

El Cid cerca de Mecerreyes

Burgos queda a poco más de 35 kilómetros, pero me decido a quedarme en Mecerreyes. Será todo un acierto por dos razones: el magnífico albergue y la gran cena que disfruté en el Mesón de Frutos (fuente de ibéricos, ensalada, una enorme fuente de chuletas a la brasa, mouse de limón y café). La atención fue excelente.  No tengo más que palabras de agradecimiento por los buenos momentos que pase en compañía de los guiletos. 

Alojamiento: Albergue municipal "La Corneja". 5 €. Albergue 5 estrellas, recién abierto en el 2010 para el Camino del Cid que también acoge peregrinos. Uno de los mejores albergues que conozco, 21 camas, amplios baños, cocina funcional y gran salón. Moderno pero bien rehabilitado. Cena en el Mesón de Frutos, económico y se come muy bien, muy recomendable aunque sólo abre los fines de semana. 

Mesón de Frutos. Mecerreyes

Acogida peregrina: 
- Huerta del Rey: posible acogida municipal o parroquial.
- Santo Domingo de Silos: Albergue de peregrinos en el Monasterio Benedictino de Santo Domingo de Silos (8 camas, ducha con agua caliente, no siempre lo tienen disponible, llamar antes 947-390-049). 

Otros alojamientos: 
- Santo Domingo de Silos: Hostal Santo Domingo.
- Covarruvias: Hotel Doña Sancha y Pensión Casa Galín.

09. Mecerreyes-Burgos.

Fecha: 25/04/2011. 
Dist.: 38,76 Km.; Asc.: 434 m.; T. Tot.: 8:18; T. Mov.: 6:03. 
Alt. Max.: 717 m.; V. Med. Mov.: 12,6 Km/h; IBP.: 69CC.
H. Salida: 9:47; H. Llegada: 18:07.

Etapa muy sencilla, con menos de 40 kilómetros y perfil suave, para llegar a Burgos temprano y disfrutar de la ciudad por la tarde. Por caminos agrarios hasta Cojóbar, donde enlazamos con la Vía Verde del Ferrocarril Santander-Mediterráneo, por la que entramos a Burgos.

En Hontoria de la Cantera hay varias posibilidades para acceder a Burgos. Aunque el camino tradicional (descrito en la guía de Jesús Pareja y Vicente Malabia) continúa por Saldaña de Burgos, y próxima a la Nacional I, llega a Burgos, yo me he decido por la variante, que pasando por Revillarruz, toma la vía verde en Cojóbar. Me parece la opción más tranquila, cómoda y natural.

Saliendo de Mecerreyes

Hoy no es cuestión de madrugar con solo 36 kilómetros por delante, muchos de ellos por vía verde. Después de desayunar en el Bar La Villa, donde dejo las llaves del albergue, salgo de Mecerreyes por el Camino de las Vargas (pista en buen estado) en dirección a Hontoria. Superado el repecho, dejamos la pista por otra en peor estado (puede presentar problemas por el barro) que bordea la finca Casa de Monte Negredo junto a la valla.

Entre Mecerreyes y Hontoria de la Cantera

Al terminar la finca, dejamos definitivamente el Camino del Cid (en su recorrido desde el Monasterio de San Pedro de Cardeña), para por un carril salir a la carretera BU-V-90-12, que tomamos a la derecha. Unos 700 metros después una pista (en buen estado), que sale a la izquierda, cruza el río Carabidas (paso sobre una rueda de tractor abandonada) y conduce a Hontoria de la Cantera.

Con la decisión tomada de seguir la vía verde, saliendo de Hontoria y después de cruzar la N-234, tomo una pista (en buen estado pero sin flechas amarillas), que pasando por la Ermita de Santa Isabel, va en dirección a Revillarruz siguiendo el río Saelices. Momento de duda, la pista buena cruza el río y parece que se aleja, por lo que tomo un camino agrario en dirección al pueblo. Después de unos metros desaparece bajo un sembrado por lo que tengo que volver hacia atrás. Al final, por un carril más bien malo, por la vega del río Saelices y con una pista en perfecto estado al otro lado (la que quería coger en un principio) consigo llegar a Revillarruz.

Torre de Olmosalbos

En Revillarruz vuelvo a encontrar las flechas amarillas de la Ruta de la Lana. Seguimos un camino agrario  (algún tramo puede presentar problemas con el barro) que junto al trazado desmantelado de la vía férrea Santander-Mediterráneo hasta Cojóbar. Hasta el desvío al Castillo de Olmosalbos compartimos las marcas del PRC-BU Sendero del río Ausín.
  
Vía Verde Ferrocarril Santander-Mediterráneo

Sólo quedan los 14 plácidos kilómetros de la Vía Verde Ferrocarril Santander-Mediterráneo hasta Burgos. En ligero ascenso hasta un túnel (de unos 600 metros) poco después de Mondubar de la Emparedada, y es suave descenso hasta entrar en Burgos. Firme de tierra hasta Cardeñadijo y asfalto hasta el final. Muy interesantes los paneles que explica la antigua señalización. Al entrar en Burgos la vía verde se convierte en carril bici que termina junto al Convento de Santa Dorotea, a menos de 10 minutos de la catedral, punto final de mi Ruta de la Lana.

Catedral de Burgos

Tarde de turismo por Burgos, con la visita de rigor a la Catedral de Burgos (2,50 € para peregrinos) y al recientemente inaugurado Museo de la Evolución Humana (muy recomendable, tiempo aproximado de la visita unas dos hora y media, y 4 € para peregrinos).

Alojamiento: Albergue de peregrinos "Casa de los Cubos". 4 €. Uno de los mejores albergues del Camino Francés. Imprescindible. 

Otros Alojamientos: 
- Burgos: Dispone de una gran oferta hotelera que se puede consultar en turismoburgos.org.

El Retorno a Madrid.

Después de la tarde de ayer visitando Burgos, queda el regreso a Madrid. Pregunté en Renfe valorando la posibilidad de hacerlo en tren (en los regionales se puede llevar sin problemas la bici preguntando antes), pero salía más caro que en autobús (29,85 €) y la estación Rosa de Lima está bastante lejos del centro. Finalmente la vuelta la hice en autobús con Alsa. Precio: 16,70 € + 10 € (suplemento bicicleta). Duración: 2:45. En Madrid llega a la estación de Avenida de América por lo que me tocó pedalear para llegar hasta la estación de Atocha.

3 comentarios:

  1. Hola

    Estoy pensando en hacer este verano la ruta de la lana y me gustaría saber si el camino está suficientemente marcado para poderlo seguir sin problemas.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  2. Lo que me preguntas es algo muy subjetivo. Sinceramente creo que la señalización es suficiente aunque irregular. En ningún caso se encuentra al mismo nivel que el Camino Francés. Sólo utilizando la señalización no se podría hacer, por lo que pienso que es imprescindible ir con información añadida (guías o mapas) que nos ayuden a solucionar los puntos conflictivos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, con esto ya me hago una idea.

      Eliminar