martes, 28 de junio de 2011

TransCantábrica 02. Balouta-Cerredo

Por el Valle del río Ibias en el P.N. Fuentes de Narcea.

Fecha: 12/06/2011.
Dist.: 48,36 Km.; Asc.: 1.561 m.; T. Tot.: 6:27; T. Mov.: 4:58.
Alt. Max.: 1.458 m.; V. Med. Mov.: 9,9 Km/h; IBP.: 125BA.
H. Salida: 9:24; H. Llegada: 16:25.

Descripción. 

Dejamos la Sierra de Ancares en León entrando en Asturias por el Parque Natural de las Fuentes del Narcea, Degaña e Ibias. El Alto del Cruz de la Colada nos da paso al Valle de Ibias, por el que pedalearemos todo el día. Primero por las laderas de la Sierra de Tormaleo con sus zonas mineras, para después de cruzar el estrecho paso de El Colladín, enlazar con el GR 203 Por donde camina el oso, que nos llevará en el conceyo de Degaña por el alto valle del Ibias, hasta Cerredo.

Primera y de las pocas etapas que se coincide con las descritas en la guía de la Transcantábrica (Etapa 01 Baouta-Ceredo). Todavía soy optimista en poder ir cumpliéndolas.

Primer contacto con las pistas y senderos de la Transcántabrica. Etapa muy dura, con 1.500 m. de ascenso en menos de 50 kilómetros, pero que empezando la travesía, se hace bastante bien. Gran parte por pistas y carriles en buen estado, aunque hay algún sector con peor firme, que incluye un divertido descenso trialero (desde La Colladina a Rebollar). Tres cortos pero duros ascensos (Cruz de la Colada, pista Cienfuegos y La Colladina) para terminar la etapa con un duro rompepiernas por Las Rebolladas.

TransCantábrica 02. Balouta-Cerredo at EveryTrail


Perfil.


Crónica. 
Bien descansado, bajo a desayunar a las 9:00, hora en la que abren y que condicionará muchos días la salida de las etapas. Amanece nublado y han caído algunas gotas, pero algunos claros presagian que será un buen día. Con el "cuestolón" a la vista, que impresiona un poco, cruzo entre las pallozas de Balouta e inicio el ascenso.

Balouta y Pico Miravalles

Los primeros dos kilómetros del Alto de la Cruz de la Colada (4,9 Km. y 380 m. de ascenso) son los más duros, una sucesión de horquillas en las que se gana altura rápidamente por las laderas de la Sierra de Campuliares. Muy buenas vistas de Balouta, hundida a nuestros pies bajo las cumbres de la Sierra Bruteira y del Pico Miravalles.

Valle de Luiña

En el collado se abre ante nosotros el panorama de la cabecera del valle del rio Luiña salpicado por grandes explotaciones mineras. El descenso es vertiginoso (450 m. en unos 4,5 Km.), en el que hay que tener cuidado por el firme pedregoso, para no caernos en el profundo cráter creado por la mina de Villar, que bordeamos peligrosamente.

Minas de Villar y Tormaleo

A la altura de Villar de Arriba conectamos con un carril que bordea por la vertiente norte de la Sierra de Tormaleo sobre los pueblos mineros de Villares, Luiña y Buso. La pista, colgada en la ladera sube y baja bordeando un par de barrancos hasta llegar al desvío a Luiña (nos cruzamos con el PR AS 23 que sube al Pico Miravalles), donde comienza el ascenso a la pista Cienfuegos (2,8 Km. y 250 metros de ascenso).

Cerca de la Campa de Tormaleo

Se inicia el descenso, interrumpido por un pequeño repecho, por pista que nos lleva a la  Campa de Tormaleo, frente a la descomunal mina de hulla y antracita de Tormaleo. Afortunadamente hoy es domingo y no hay actividad. En el collado conectamos con la carretera AS-212 que en descenso atraviesa el angosto paraje de El Colladín y por el valle del río de la Colada nos lleva a Bao. Conectamos con la el GR 203 y el PR AS 109-04 Senda Moura.

Valle del río de la Colada

Emboscada entre el bosque a un lado de la carretera, una senda desciende al río de la Collada y sube a Bao, desde continuamos por la carreterita que lleva Sisterna (el GR va por unos prados inciclables por encima de la carretera). Parada para tomar un café en el bar Tixileiro (también es hostal) y descansar un poco para afrontar el ascenso a la Colladina (4, 6 kilómetros y 390 m. de ascenso).

Continuamos por la AS-212 hasta Tablao, dejando la carretera un poco más tarde por un carril (firme un poco malo y que irá empeorando a medida que subimos) que asciende a La Colladina, collado que queda frente a nosotros, a la derecha del cerro de La Granda. Se puede evitar este tramo difícil continuando por la misma carretera  que lleva a Rebollar por la Collada de Tablao. Nos cruzamos con el PR AS 8.1 Lagunas de Tablao.

La pendiente y el mal firme hacen que los últimos metros a La Colladina los haga empujando, se notan lo 1.200 m. de ascenso en unos 35 kilómetros que llevo hasta ahora. Ronda por mi cabeza que lo mismo hubiera sido mejor tirar por la carretera. Pero el lugar y la vista del valle me hacen cambiar de idea. Ni siquiera me desanima el  comienzo del sendero casi perdido que parte del collado hacia Rebollar.

Valle del río Ibias desde La Colladina

Nos estrenamos con el primer tramo trialero. El comienzo es lo peor, con fuerte inclinación y mucha piedra, dificultad agravada por la vegetación que cierra en parte la senda. Luego se suaviza con secciones perfectamente ciclables. En una ruta de un día habría la habría hecho montado en la bici en su mayor parte, pero cargado y en un recorrido de varios días es otro cantar. No es cuestión de estrellarse o romper la bici el segundo día. Viajando en solitario por lugares tan salvajes es mejor tomar un plus de precaución. En todo caso disfruté mucho mi primera senda de la Transcantábrica.

Sendero bajando a Rebollar

Cerca de  Rebollar, cruzamos la carretera AS-212 y continuamos por la senda balizada como GR 203 que entra en el pueblo. Ya en la vega, llegamos cómodamente a Degaña por el Camino de la Fabrica (pista hormigonada) paralelos al río Ibias.

Camino de Cerredo. La Colladina y Rebollar

Aunque quedan sólo 9 kilómetros para nuestro final de etapa, nos va a costar bastante esfuerzo terminar. Varios ascensos y descensos, con tramos de carril con mal firme y terreno rompepiernas. Salimos de Degaña por el Camino Real al Puerto de San Antón dejando a la derecha el PR Lagunas de Fasgueo, para continuar por el Camino de Cerredo cruzando el robledal de Las Rebolladas, balizado como GR 203. Hay que estar atento a los cruces ya que no está muy bien señalizado y también nos encontramos con otras señales de PR. El camino sube y baja dentro de un denso robledal. El problema no es tanto la subida, sino el firme complicado y los cortos rampones que vamos a encontrar. Ya bastante cansado haré algunos de ellos a pie.

Robledal de Las Rebolladas

El GR cruza el río (atención al vadeo en caso de mucha agua) y continúa por debajo de la carretera y paralelo a la misma. Después de unos metros, no lo veo muy claro, y me decido volver atrás, saliendo a la carretera AS-15 para llegar a Cerredo. 

Monumento a los mineros. Cerredo

Alojamiento: Pensión Ibias. 20,00 €. Baño compartido. Alojamiento sencillo pero recomendable. Muy amables, trato familiar y se cena bien (muy rico el bacalao). El pueblo cuenta con todos los servicios, que yo encontré cerrados al ser domingo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada